Menú Buscar
Elisa Pinto (d), Sus Majestades los reyes (izquierda inferior) y Javier López Madrid (izquierda superior).

La Caixa, los reyes, sus amigos de moda y los amoríos en los consejos

Redacción
4 min

¿Qué tiene que ver Javier López Madrid, el yerno de Villar Mir y amigo de los reyes Felipe y Letizia, con La Caixa? ¿Qué relación existe para que los más altos cargos de la entidad financiera barcelonesa tengan ahora una precaución especial con realizar según que bromas en determinados consejos de administración? La historia tiene que ver, según ha podido conocer este medio, con una relación sentimental.

El sobreseimiento del caso por acoso y agresión de Javier López Madrid a la dermatóloga Elisa Pinto tuvo lugar a última hora del pasado viernes. El carpetazo lo firmaba Belén Sánchez Hernández, titular del Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid, aunque llevaba fecha de unos días antes: el pasado 26 de febrero. Hasta entonces todo han sido dudas, nadie se atrevía a preguntar a su compañero de mesa en las altas reuniones de dirigentes de La Caixa.

Amor a primera vista con el secretario de Criteria

Distintos miembros del consejo de administración del holding de participaciones empresariales de la entidad (Criteria) son conocedores de la relación que el secretario no consejero, José Antonio Alepuz Sánchez, mantiene con la dermatóloga, y su nivel de entusiasmo con ese affaire.

Compañeros de ese consejo tienen una visión positiva del amorío: “Es una relación que va muy rápida”; “a él se le ve muy bien”. Alepuz Sánchez, abogado del Estado, era directivo del Banco de España (alcanzó el cargo de secretario general) y cuenta con una carrera profesional de éxito, aunque desde la más absoluta discreción. Su llegada al grupo La Caixa a finales de 2011 fue bien recibida por el entorno empresarial y financiero que rodea la entidad.

La popularidad de la dermatóloga se ha extendido a través de todos los medios de comunicación. Pinto explicaba un supuesto acoso y agresión del empresario Javier López Madrid. La dermatóloga narraba, terriblemente afectada y con todo tipo de detalles el intento de apuñalamiento, los mensajes amenazantes y las propuestas sexuales, hechos todos ellos que han resultado imposibles de probar. El auto de la juez ha sido categórico: “No ha quedado debidamente acreditada la participación de Javier López Madrid en los hechos denunciado por Elisa Pinto, no existiendo indicios suficientes para continuar los procedimientos con él”.

Dudas sobre la dermatóloga

El fiscal del caso iba más lejos aún que la magistrada en su petición de sobreseimiento de las actuaciones contra el yerno de Villar Mir y solicitaba que se abriesen actuaciones contra la doctora Pinto por presunto delito de denuncia y acusación falsa. El representante del ministerio fiscal sustentaba la petición en la total falta de credibilidad de los testimonios y denuncias realizadas por la doctora Pinto.

La dermatóloga se separó de su marido hace tan solo unos meses. En círculos próximos a la doctora se sostiene que fue debido a la escalada pública del caso y a las supuestas implicaciones legales tanto para el marido como para el hijo que tienen en común, que según los informes de la policía era utilizado por la madre para escribir cartas amenazantes contra López Madrid. El marido de Elisa Pinto siempre se acogió a su derecho de no declarar en las distintas comparecencias publicas que ha tenido.

A este caso de López Madrid se le añade la denuncia de Alejandra Soto López de Toledo, hija del prestigioso dermatólogo Joaquín Soto Melo, que reconoce que Elisa Pinto chantajeó a su padre hasta su muerte en 2012, además de quedarse con casi todo el patrimonio familiar.