Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, y Keiji Yamada, gobernador de la Prefectura de Kyoto, firman este martes la alianza entre ambas ciudades / CG

La agenda de Colau sirve para dar plantón a los profesionales del Iwater

15.11.2016 19:31 h.
2 min

Fira Barcelona ha colgado el cartel de completo este martes con la combinación de un encuentro de Economía Circular Europea; el salón de ciudades inteligentes, el Smart City Expo World Congress; y la feria internacional del sector del agua para abordar la innovación y tecnología necesarias para afrontar el estrés hídrico, el Iwater. Que el triple evento tenga lugar en el mismo lugar, el recinto de Gran Via 2 en L'Hospitalet de Llobregat, ha facilitado la inauguración oficial, con sonoras excepciones.

La apretada agenda de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha hecho que no se pudiera unir a la comitiva encabezada por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, desde el inicio del acto oficial. La líder de BCN Comú ha dado plantón a los 5.000 participantes en el congreso del agua y se ha ido directamente a la feria que ocupa más metros cuadrados del recinto: el Smart City Expo. Un desaire que ha sido criticado por los expositores y participantes que esperaban a una líder con un discurso claro sobre la gestión de los recursos hídricos.

La alcaldesa ha aterrizado en el recinto Gran Vía de Fira Barcelona justo a tiempo para ver la original forma de inaugurar el encuentro internacional de ciudades inteligentes del presidente de la Generalitat y uno de los principales impulsores del evento, Seat. Puigdemont ha llegado a la feria al volante del prototipo de coche eléctrico que ha desarrollado la automovilística con sede en Martorell y con el presidente del grupo, Luca de Meo, de copiloto. El plan del grupo es que este coche esté listo para lanzarlo al mercado en 2019.