Palco

Busquets, Laporta y Enric Masip, en una imagen de archivo / FCB

Busquets, Laporta y Enric Masip, en una imagen de archivo / FCB

Enric Masip tiene vetada la entrada en el vestuario del Barça

La plantilla culé le considera persona 'non grata' por las filtraciones a los medios

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

27.11.2022 16:15h

2 min

Desde que dio comienzo la temporada 2022-23, las tensiones entre los pesos pesados de la plantilla y la junta de Joan Laporta han ido in crescendo. Las filtraciones interesadas a los medios de comunicación del presidente y algunos de sus asesores, como es el caso de Enric Masip, han encendido a algunos futbolistas que se han sentido maltratados de forma injusta, además de presionados para hacer las maletas cuanto antes.

El clima enrarecido ha provocado que el vestuario declare personas non gratas a algunos hombres de confianza de Laporta, al tener la certeza de que a través de ellos se filtran diversas informaciones del vestuario al presidente, o directamente a la prensa.

Masip defiende a Laporta de Frenkie

Hace unos días, por ejemplo, Frenkie de Jong se mostró dolido con Laporta en una entrevista, desveló que apenas ha mantenido conversaciones con él y le culpó además de haber filtrado su contrato a los medios, presionándole en verano para que se fuera al Manchester United. El asesor del presidente, Enric Masip, fue quien le replicó y salió en defensa de su amigo Jan a través de Twitter.

Laporta, Rafa Yuste y Enric Masip, haciendo deporte durante la gira por EEUU / FCB

Laporta, Rafa Yuste y Enric Masip, haciendo deporte durante la gira por EEUU / FCB

“Puedo decir con conocimiento de causa que la persona del Club que más ha defendido la continuidad y por supuesto la no venta de Frenkie de Jong ha sido una, tiene nombre y apellido: Joan Laporta. Nunca se planteó venderlo, NUNCA ni con la delicada situación del Club. Visca el Barça”, escribió Masip.

Sea como sea, el amigo y asesor de Laporta tiene vetada la entrada al vestuario. La filtración de los contratos el pasado verano no sólo molestó a Frenkie; también a Piqué, Lenglet Ter Stegen, que se enfadaron con la directiva cuando ésta trasladó a la prensa que veía indicios de delito en sus últimas renovaciones con Josep Maria Bartomeu, cuando las firmaron un aplazamiento de parte de su sueldo para ayudar a paliar la desaparición de ingresos durante el Covid.

Laporta y Masip, saludando a Xavi, durante un entrenamiento del Barça / EFE

Laporta y Masip, saludando a Xavi, durante un entrenamiento del Barça / EFE

Las vacas sagradas, en el foco

Laporta se ha quejado activamente en varias ocasiones de la "herencia" que ha recibido de la antigua junta de Bartomeu, refiriéndose no sólo al despilfarro en fichajes sino, sobre todo, a los contratos y a la edad de las vacas sagradas. Es por ese motivo que desea negociar con Jordi Alba una salida pactada en verano de 2023, aunque el de L'Hospitalet tenga contrato vigente hasta 2024.

Y tampoco estaría de acuerdo, por ahora, con Xavi Hernández a la hora de renovar a Sergio Busquets por una temporada más, de la misma forma que sucedió con Sergi Roberto a mediados de año. El presidente quiere que las vacas sagradas se marchen cuanto antes, a fin de oxigenar las cuentas y continuar con el rejuvenecimiento y remodelación de la plantilla.

 
Hoy destacamos