Menú Buscar
Ayuntamiento de Yuncos / WIKICOMMONS

Yuncos, el municipio español con 12.000 habitantes y 100 viviendas okupadas

La alcaldesa y los vecinos de la localidad toledana denuncian amenazas y delincuencia de las mafias okupas

2 min

El problema de la okupación se extiende por España a niveles que empieza a ser alarmante en muchos municipios. Uno de ellos es Yuncos, en la provincia del Toledo. Una localidad con 12.000 habitantes y que contabiliza un centenera de inmuebles okupados.

La alcaldesa del pueblo, María José Gallego, pone las cifras exactas: “hablamos de unas 110" entre las viviendas ocupadas "o bien denunciadas o bien reseñadas por policía y Guardia Civil”. Una situación que intenta contener y por lo que recibe amenazas de las mafias.

Mafias y amenazas

No es la única. Varios vecinos han denunciado la tensa situación que se vive en Yuncos: amenazas, drogas, inseguridad. Algunos de los okupas tratan de desmentir esta situación y dicen que sólo hay “tres o cuatro viviendas okupadas” y que son “dos o tres las personas que se dedican a la delincuencia”, afirmaban a Telecinco.

Una información que es desmentida por las autoridades. La alcaldesa defiende que "hay mafias y una ocupación muy conflictiva" que, además "está vinculada a la delincuencia, a la conflictividad y a la falta de convivencia con los vecinos".

Okupación social

Ayuntamiento y vecinos reconocen que algunos de los okupas han optado por entrar en el cauce legal e incluso han pedido. Es lo que Gallego califica de okupación social, aquella que ha legalizado su situación y que lo ha hecho "porque realmente quería, realmente necesitaba ayuda económica o social”. Se trata de familias que conviven con normalidad con el resto de los lugareños, matiza.

La problemática de Yuncos se extiende ya por toda la comarca de La Sagra (Toledo) donde se registran hasta 800 viviendas okupadas. En el municipio, en cambio, la alcaldesa se muestra firme ante las amenazas y coacciones de los delincuentes y advierte que no se va a dejar intimidar por los delincuentes que se han instalado en su pueblo.