Menú Buscar
Un control de la policía para controlar el aislamiento durante Semana Santa / EP

Sin carné y haciendo el caballito: dos motoristas huyen de la policía en pleno aislamiento

Los incidentes en los controles policiales por el estado de alarma se siguen repitiendo, a diario, en toda España

4 min

Las últimas horas han dejado dos escenas policiales, a cada cual más surrealista, dignas de una película de Hollywood. La primera de ellas, un hombre de 31 años que se fugó de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria con una motocicleta sin seguro obligatorio ni la ITV al día, además de conducir sin carnet.

Dos agentes motorizados del cuerpo policial observaron al conductor de una motocicleta cuando circulaba de forma negligente, por lo que decidieron darle la señal de alto. El conductor hizo caso omiso a los policías y emprendió una huida que inició una persecución policial por las calles del barrio de Casablanca III de la capital canaria.

No tenía ningún permiso en regla

Tras conducir a alta velocidad, incluso en sentido contrario, finalmente desistió en la huida y fue detenido. Aunque no lo puso fácil ya que, lejos de colaborar, el motorista continuó resistiéndose a los policías y tuvo que ser reducido e inmovilizado por varios agentes. Cuando se procedió a las comprobaciones sobre el conductor y el vehículo, se encontraron con la gran sorpresa.

El conductor carecía de permiso de conducción, el vehículo no tenía el seguro obligatorio y no había pasado la inspección técnica (ITV) en el plazo establecido. Por ello, decidieron arrestarlo como presunto autor de dos delitos contra la seguridad vial además de un delito de resistencia y desobediencia grave a los agentes de la autoridad.

También fue propuesto para sanción por saltarse el estado de alarma, motivo por el que tendrá que afrontar una multa de al menos 601 euros junto a los 200 euros que supone no haber pasado a tiempo la ITV y los 1.250 euros con los que se penaliza el haber circulado sin seguro obligatorio.

No es un caso aislado

En Arcade, Pontevedra, la Guardia Civil denunció por conducción temeraria al conductor de otra motocicleta tras abandonar un punto de control de vehículos, establecido debido al estado de alarma, "a gran velocidad y realizando un caballito" en presencia de los agentes. 

Se trata de un vecino de 39 años que "tiene un amplio historial delictivo", según han informado desde la benemérita. Durante el transcurso del operativo, los agentes pararon al sujeto que, a pesar de que justificaba las causas legales de su desplazamiento, viajaba sin ningún tipo de documento que pudiese acreditar los motivos.

Una carísima vacilada

Alegó que los tenía en casa y, teniendo en cuenta que "vivía a escasa distancia del control, se le permitió el desplazamiento hasta el domicilio". Lo que no esperaban era que, minutos más tarde, la motocicleta volviera para mostrarles la documentación que "acreditaba la licitud de su desplazamiento".

En ese momento, el conductor abandonó el lugar "a gran velocidad realizando un caballito" a "escasa distancia" de los agentes, y "no exento de riesgos para las demás personas y vehículos que transitaban y circulaban en ese momento por la carretera N-550", han destacado las mismas fuentes.

Por ello, el conductor de la motocicleta fue denunciado por conducción temeraria y se enfrenta a una sanción económica de 500 euros y la detracción de seis puntos del permiso de conducir.