Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ángel Cruz, padre de Gabriel Cruz  TELECINCO

El padre de Gabriel Cruz reaparece en televisión tres años después de la muerte de su hijo

Ángel, todavía visiblemente afectado por la muerte de su hijo, se ha sentado en el plató de 'Viva la Vida' para dar a conocer cómo fueron los últimos días con la autora del crimen

4 min

El próximo día 11 de marzo se cumplen tres años del hallazgo del cuerpo sin vida del pequeño Gabriel Cruz en Níjar (Almería). Tras doce días de intensa búsqueda, la muerte de este pequeño de tan solo ocho años conmocionó a todo el país.

Y es que, Gabriel, conocido como el pescaíto por sus más allegados, murió en manos de la novia de su padre. Ahora, en el marco del tercer aniversario de este trágico suceso, Ángel Cruz, padre de Gabriel, ha roto su silencio con una entrevista de lo más emotiva para el programa Viva la vida de Telecinco.

Sus últimos días con Ana Julia Quezada

Cabe recordar que la autora del asesinato, Ana Julia Quezada, permanece en prisión después de que el Juzgado de Instrucción número 5 de Almería decretase su ingreso tan solo tres días después de su hallazgo. A fecha de hoy, la mujer cumple la máxima pena dentro del marco legal español, bajo el régimen de prisión permanente revisable.

Sin embargo, este fin de semana, el padre del pequeño ha dado a conocer cómo fue la convivencia con su pareja durante los días de búsqueda de su hijo. De hecho, este padre destrozado ha relatado todo lo vivido los últimos dos días antes de que se destapase el crimen. "Dos días antes ya me habían avisado los investigadores de la Guardia Civil que podría haber sido ella. Estuve con ella dos días pensando que ella lo tenía, pero pensaba que él estaba bien, que era incapaz de haberle hecho daño", ha explicado.

Lejos de dejarlo aquí, Ángel ha dado a conocer nuevos datos: "Me dijo que cuando apareciese Gabriel nos teníamos que casar, y ella sabía que Gabriel no iba a aparecer. Habiendo asesinado ya a mi hijo, tuvo la frialdad de cogerme el teléfono y decirme que estaba pintando las paredes de la casa, que eso es verdad, después de asesinar a mi hijo pintó las paredes de la casa en la que íbamos a vivir ella, Gabriel y yo". 

Una campaña solidaria

Con todo, y pese al dolor que sufren a diario los padres del pequeño es indescriptible, ambos han seguido adelante intentando vivir con la pérdida de su hijo. De hecho, Ángel ha presentado en directo una campaña solidaria de ayuda a dos niños que necesitan de la colaboración ciudadana para poder seguir viviendo.

"Iker y Noa son dos niños de Almería que necesitan ayuda, Iker está enfermo y necesita un donante de médula, y Noa es una niña con una enfermedad rara que necesita ayuda y no podemos dejárselo todo a sus padres", ha expuesto ante la audiencia.