Menú Buscar
La menor de edad Naiara en una foto de archivo / LaSexta

La jueza constata que Naiara sufrió palizas y descargas eléctricas antes de morir

El sumario del caso ha revelado las crueles torturas que la menor sufrió por parte de su tío político y que le provocaron la muerte

2 min

La juez que investiga el caso de la muerte de Naiara, la niña de 8 años asesinada en Sabiñánigo, Huesca, considera que el presunto asesino de la menor de edad, su tío político, actuó con "extrema dureza y crueldad". Tras cerrar el sumario, la juez constata que la pequeña sufrió palizas y castigos físicos desde mucho antes de morir, todo motivado porque no quería estudiar. El padrastro y abuelastra de la niña, también están implicados en el caso, aunque quién provocó que la pequeña falleciera fue su tío político.  

El 5 de julio de este verano, el tío político de la niña obligó a la menor a pasar toda la noche de rodillas sobre pequeñas piedras con la obligación de copiar veinte hojas de una lección escolar. Cuando el acusado, Iván P.P, se despertó y vio que la pequeña no había realizado las tareas que le había encomendado, empezó a golpearla fuertemente, e incluso le dio descargas eléctricas.

La pequeña fue atada y amordazada para ser golpeada, hasta perder el conocimiento. Tras dar el aviso a emergenicas, al día siguiente, la menor falleció en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, como consecuencia de las graves lesiones sufridas.