Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Policía Nacional multa a un hombre con una pecera, en Logroño / POLICÍA NACIONAL

Multan a un hombre por sacar a "pasear" a sus peces para saltarse el encierro

Con este caso, ya son 156.000 sanciones las que ha puesto la policía hasta el pasado 18 de abril, según los datos publicados

3 min

Agentes de la Policía Nacional han multado a un hombre de Logroño, en La Rioja, por una insólita justificación. El denunciado portaba en sus manos una pecera con dos peces y, tras ser preguntado por el motivo por el que se estaba saltando el encierro obligatorio, dijo que había sacado a "pasear" a sus peces

Según declaró a los agentes, el hombre acababa de recoger a los animales de casa de su hermana y les estaba "dando un paseo". Algo que, por surrealista y gracioso que sea, no le ha librado de ser multado por incumplir el estado de alarma.

Un caro paseo

“Agentes de la policía han sancionado a una persona por salir a ‘pasear’ a sus peces por la calle. Los agentes le avistaron en Logroño portando una pecera en contra de lo estipulado por el RD del estado de alarma”, informan desde la cuenta oficial de la Policía en Twitter.

Con este caso, ya son 156.000 sanciones las que ha puesto la policía hasta el pasado 18 de abril, según los datos publicados. Las multas por saltarse el encierro obligatorio sin justificación van desde los 601 euros hasta los más de 10.000 euros, y cabe recordar que las salidas solamente se permiten para ir al banco, al centro médico, a la farmacia o al supermercado.

No todo vale

Empiezan a notarse los más de cuarenta días que lleva decretado el estado de alarma en España, dado que la ciudadanía busca ya cualquier excusa para salir a dar una vuelta. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado continúan velando para que se cumplan las medidas aprobadas por el Gobierno y multar a quienes se las salten.

Pero, y a pesar del tiempo que llevamos en esta situación, muchas personas se las siguen ingeniando con situaciones y excusas para todos los gustos. Como el hombre de Marbella que sacó a pasear a su oveja, el que bajó con su tortuga, las decenas de casos en los que varias personas se turnan a un mismo perro o incluso los que llegan a alquilarlo.