Menú Buscar
La Policía Nacional detiene a un hombre tras agredir sexualmente de una joven de Málaga / EFE

Una mujer destroza a un albañil tras abusar de su sobrina

La mujer engaño al hombre para que acudiera a su casa y una vez allí le azotó una fuerte paliza con una silla

4 min

Esto es la historia de una joven, una mujer y un hombre, cuya profesión es albañil. El caso es que la joven sufrió, supuestamente, tocamientos por parte del hombre y decidió contárselo a su tía, quien solucionó las cosas a su manera.

¿Cómo? Pues engañando al hombre para que acudiera a su casa a reparar, presuntamente, unos problemas que tenía en el baño y, una vez allí, le soltó una tremenda paliza con la ayuda de una silla. ¿Cómo te quedas?

Agresión sexual con penetración

Su sobrina le contó todo lo sucedido a su tía y esta se la creyó de manera inmediata. Por este motivo, la mujer, vecina de Málaga, llamó al albañil que supuestamente había abusado de la joven, y le dijo que si podía acudir a su casa porque tenía unos problemas en el baño. El hombre, de 53 años y padre de una de las mejores amigas de la joven, acudió hasta la casa de la mujer, con su caja de herramientas, y se dispuso a reparar el baño. Una vez allí, la tía de la víctima lo encerró en el sanitario y le golpeó, como si no hubiera un mañana, con una silla de madera.

Tras recibir varios mazazos, el hombre consiguió huir de la casa de la mujer y se refugió, completamente ensangrentado, en un cajero automático situado justo enfrente. Acto seguido, la mujer, de quien no se conoce la identidad, llamó a la policía para informar de lo ocurrido, pese a que no facilitó ningún dato. Solamente se limitó a dar la dirección de su casa. Cuando llegaron los agentes, se encontraron al albañil malherido, quien dijo que había sido víctima de un atraco para no contar la verdad. Por este motivo, unos cuantos policías se quedaron con el profesional de la construcción, mientras que otros se dirigieron a casa de la mujer. Una vez allí, la tía de la víctima, quien había limpiado algunos de los restos de sangre que había en el baño, contó la verdad de los hechos.

El hombre y la mujer terminan detenidos

Ante tal testimonio, los miembros de la Policía Nacional detuvieron a la mujer por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa. Pero la cosa no quedó aquí, sino que seguidamente se trasladaron hasta el hospital, donde se encontraba el hombre, tras ser gravemente herido con las patas de una silla por la mujer.

Allí, el albañil siguió con su discurso de que había sido atracado en las puertas de un banco hasta que, tras varias preguntas, se le escapó que había ido a casa de una mujer a reparar una avería en un baño. Un dato clave para los agentes, quienes también decidieron detener al hombre. En cuestión, el albañil tiene una orden de alejamiento de la familia y será acusado de abusos sexuales con penetración.