Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Guardia Civil detiene a una mujer / GUARDIA CIVIL

Una mujer de 68 años contrata a un sicario para matar a la novia de su exmarido

La Guardia Civil detiene a la autora intelectual del ataque que lleva tres años acosando a su víctima

3 min

La Guardia Civil de Zaragoza ha detenido a una mujer de 68 años por contratar a un sicario para que matara a la novia de su exmarido.

No es la primera vez que la arrestada muestra actitudes contra la víctima. La pareja, en los últimos tres años ha tenido que cambiar de domicilio hasta en tres ocasiones debido a las amenazas que recibía.

Ayuda del nieto

En un primer momento, la detenida planeó matar a la novia de su ex con la ayuda de su nieto. Las opciones fueron variando, desde hacerlo con una pistola hasta rociarla con ácido. Al final, decidieron contratar a un sicario, razón por la cual el joven se encuentra en una cárcel de Francia.

El matón a sueldo cumplió su cometido y espió a la mujer de 41 años durante varios días hasta que decidió actuar. Lo hizo a plena luz del día en medio de la calle. Agarró la pata de una mesa y empezó a golpear a la víctima ante la mirada estupefacta de los transeúntes. Finalmente, los vecinos retuvieron al agresor hasta que llegó la Guardia Civil que procedió a su detención.

Confesión

Pese al fracaso, la mujer de 68 años sigue profiriendo amenazas a la novia de su ex, quien interpuso una demanda contra ella. "Se sabe que esta señora y su marido están recibiendo amenazas por parte de la exmujer del hombre y que tienen que cambiar por esto tres veces de domicilio”, ha declarado a Telecinco la portavoz de la Guardia Civil en Zaragoza, Cristina Otín.

El agresor finalmente confesó quien le había encargado su trabajo. Diez agentes de la Benemérita se desplazaron este viernes hacia el domicilio de la anciana y lograron detenerla acusada de ser la presunta autora intelectual. Tras pasar a disposición judicial, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de La Almunia de Doña Godina ha decretado el ingreso en prisión de la principal sospechosa.

Sin dormir

El sicario defiende que "hasta el momento no cobró nada” porque fue detenido en el acto. Eso sí, confiesa que la mujer le aseguró que "cuánto mayor daño le produjese a la víctima, más cobraría el autor de los hechos".

Por su parte, la víctima también ha hablado frente a las cámaras de la citada cadena. Asegura que el agresor le golpeó la cabeza, le hizo sangre y perdió el conocimiento. Ahora sólo espera el momento de volver a irse de su domicilio. “No puedo dormir, tengo muchas pesadillas, estoy tomando medicación, estoy muy asustada”, lamenta.