Menú Buscar
Interior de una ambulancia del 112 / EP

Muere ahogado un joven tras pedir asistencia al 112: "No escucho que te ahogues"

La madre del chico, de 24 años, alertó a los servicios de emergencia de que su hijo perdía el conocimiento mientras el sanitario se negaba a enviar una UVI

08.11.2019 12:04 h.
3 min

Un joven de 24 años ha muerto tras pedir atención sanitaria por teléfono al servicio de emergencias Summa 112 de la Comunidad de Madrid. La madre del chico alertó de que este se ahogaba mientras el médico se negaba a enviar una UVI al domicilio. Finalmente ingresado, fallecía por falta de riego cerebral a causa de un trombo en el pulmón.

La madre de Aitor García, el joven fallecido, llamó alertada el pasado 14 de enero de 2018 al servicio de Summa asegurando que su hijo se ahogaba y que apenas podía hablar, según cuenta El Mundo. Cuando el médico pidió que el paciente se pusiera al teléfono, este respondió que no podía por la falta de aire. Entonces, el facultativo respondió: “Yo no te escucho que te ahogues. ¿Has estado nervioso o algo?”.

"Su hijo no tiene nada"

“Señora, su hijo no tiene nada. Respira perfectamente”, afirmó el doctor al teléfono, mientras la madre alertaba de que el joven se empezaba a poner “azul”. Mientras tanto, el médico sigue preguntando a la mujer, según el mismo medio, si Aitor “¿ha tomado alguna d... Alguna...?”.

El doctor sostiene en todo momento que el muchacho “respira perfectamente”. De hecho, cuando la mujer insiste, este responde: “él dice lo que quiera, pero respira perfectamente porque habla perfectamente, ¿vale?”.

Fallecimiento posterior

Tras esta conversación fallida, la familia volvió a llamar al 112 y consiguió que se trasladará una UVI hasta el domicilio. Mientras tanto, un médico les explicó cómo debían hacer la reanimación cardiopulmonar.

Cinco días después de ingresar en el hospital, el joven fallecía a causa de la falta de riego cerebral que le había provocado un trombo en el pulmón. De hecho, los padres aseguran que el joven ya había acudido en dos ocasiones un mes antes a un centro de salir aquejado de un dolor intercostal y fue dado de alta porque, según el médico, era de “origen mecánico”. La familia reclama ahora que se revisen los protocolos de atención para evitar que se repitan nuevos casos.