Menú Buscar
Varios hombres entre chatarra

Liberan una menor obligada a recoger y a robar chatarra

La chica, de 17 años, viajó ilegalmente a España y fue captada y coaccionada a casarse por el rito gitano

28.04.2017 11:29 h.
3 min

La Policía Nacional ha detenido en Santander a un matrimonio y a su hijo por captar a una menor en Rumanía, que ha sido liberada, a la que presuntamente obligaban a recoger chatarra y a cometer pequeños hurtos.

La menor, de 17 años, viajó ilegalmente a España sin el consentimiento de sus padres y fue captada por el hijo de la familia detenida, de origen rumano, con el que contrajo matrimonio por el rito gitano.

Repatriación

La joven ha sido ingresada en un centro de menores de la comunidad autónoma hasta que sea repatriada a su país, ha informado hoy la Policía nacional en una nota de prensa. El Servicio de Lucha contra el Tráfico de Personas de Calarais de Rumanía informó a la policía española de la existencia de un clan familiar rumano que estaba siendo investigado por el delito de tráfico de menores con fines de explotación sexual.

Las pesquisas apuntaban a que el joven detenido habría captado a la menor en Rumanía, ofreciéndole casarse con ella por el rito gitano, y con la ayuda de sus padres, la habría sacado ilegalmente del país para viajar a España y obligarla a ejercer la prostitución, explica la policía.

Los agentes españoles especializados en la trata de seres humanos empezaron a investigar con esta información para localizar y proteger a la menor y detectaron a un grupo familiar en Santander que se dedicaba a la recogida de chatarra en la ciudad y en otras localidades limítrofes.

Pequeños hurtos

La víctima era obligada a recoger chatarra sola en Santander, o acompañada por algún miembro de la familia si tenía que desplazarse a otras localidades. Además en algunas ocasiones, según la policía, también era obligada a hacer pequeños hurtos en almacenes de chatarra. Tras ponerse en contacto con las autoridades rumanas, los agentes tuvieron conocimiento de los que padres de la menor habían denunciado su desaparición.