Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Retrato familiar de los fallecidos por falsificar un pasaporte Covid /TELECINCO

Mata a su familia después de falsificar el pasaporte Covid y ser descubierto

El fiscal revela que el autor del crimen dejó escrita una nota donde reconocía que tenía miedo de que le quitaran a sus hijos

2 min

Un hombre se ha suicidado tras matar a su mujer y a sus tres hijos, de cuatro, ocho y diez años, en el distrito de Koenigs Wusterhausen, en Berlín (Alemania). En una nota escrita antes de quitarse la vida, reconoce que había falsificado un certificado de vacunación contra la Covid-19 para él y su esposa y en su trabajo se habían dado cuenta.

Según ha avanzado el fiscal que instruye el caso, al parecer, el padre tendría miedo de que les quitasen a sus hijos y por eso decidió cometer la atrocidad. Los cadáveres de la familia fueron hallados sin vida por los vecinos.

Hallazgo de los cadáveres

De hecho, tal y como revela SkyNews, fueron ellos mismos quienes dieron el aviso a los cuerpos de seguridad. La investigación se centra ahora en determinar cómo se produjo el suceso y si el arma de fuego encontrada en el interior de la vivienda se corresponde a la que se utilizó para llevar a cabo la tragedia.

Las primeras pesquisas apuntan a que el hombre disparó a su esposa y a sus hijos, y que estos fallecieron en el lugar. Acto seguido, él se suicidó. Asimismo, según fuentes policiales, no existe presencia que pueda indicar que había más personas en el domicilio cuando ocurrieron los hechos.

Alemania estrecha el cerco a los no vacunados

La muerte de esta familia llega cuando el país germano impone nuevas medidas mucho más restrictivas para frenar el avance de la cuarta ola de la pandemia en el territorio. Las autoridades estrechan el cerco a los no vacunados y obligan a los empleados a acreditarse con el pase sanitario para poder acceder a sus puestos de trabajo.

En este sentido, las autoridades acordaron la semana pasada denegar el acceso las personas sin vacunar a todos los locales, bares, restaurantes y gimnasios. El ejecutivo federal se plantea, además, imponer la inoculación obligatoria en algunos sectores profesionales.