Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos mujeres con una manzana / CG

Malasia condena a latigazos a dos mujeres por mantener relaciones

El tribunal ha admitido como prueba para condenarlas un vibrador encontrado en un vehículo

2 min

Dos mujeres han sido condenadas por un tribunal malasio a recibir seis latigazos y a pagar una multa después de que ambas confesasen que querían mantener relaciones sexuales entre ellas, ha informado este martes un portavoz de la Fiscalía del país asiático.

Las dos mujeres, de 22 y 32 años, han sido condenadas siguiendo los prefectos de la sharia o ley islámica. Según la sentencia, además de los seis latigazos, deberán pagar cada una una multa de 3.300 ringgits (unos 700 euros), ha explicado el fiscal Muhamad Jasmizan Abdulá.

Un vibrador como prueba

Entre las pruebas presentadas por las autoridades figuran el estado en el que fueron encontradas las dos mujeres, desnudas, y un vibrador localizado en el interior de un vehículo.

"Las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo están prohibidas por el islam. Son un delito y un error moral", ha alegado Abdulá en declaraciones a la Thomson Reuters Foundation, en las que ha admitido no obstante que se trata de un fallo sin precedentes en el Estado de Terengganu. Las condenadas han quedado en libertad provisional a la espera de que se ejecute la sentencia, prevista para el 28 de agosto. Así, y siguiendo los preceptos de la sharia "serán golpeadas con una vara de mimbre en la espalda mientras están vestidas y sentadas".

Doble sistema legal

Malasia, con 32 millones de habitantes, cuenta con un doble sistema legal en el que las leyes civiles conviven con las doctrinas marcadas por la comunidad islámica e incluso por las familias. La sodomía es un delito castigado con hasta 20 años de cárcel, aunque su aplicación no es frecuente.

Una portavoz del grupo de Derechos Humanos Justice for Sisters, Thilaga Sulathireh, ha subrayado que "el sexo consentido entre adultos no es un delito", por lo que teme que la sentencia siente precedente y "aumente la discriminación hacia la comunidad LGTB".