Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los agentes de la Guardia Civil interceptaron a la mujer en una carretera de Segovia /EP

La madre del menor desaparecido en Sevilla confiesa que lo descuartizó y tiró a la basura

La mujer fue interceptada por la Guardia Civil en una carretera de Segovia y trasladada a un centro psiquiátrico

3 min

La madre de Antonio David, el menor discapacitado que desapareció el pasado domingo en la localidad de Morón de la Frontera (Sevilla), ha confesado el crimen de su hijo de quince años. La mujer, que se encuentra en tratamiento psiquiátrico, fue interceptada en una carretera de la provincia de Segovia por una patrulla de la Guardia Civil en la tarde del martes 14 de septiembre.

Al parecer, fue ella misma quién reconoció a los agentes haber descuartizado y tirado a la basura los restos del menor junto con su silla de ruedas en Madrid. Ante su testimonio, fue trasladada a un centro hospitalario de la capital castellana donde fue reconocida y derivada al centro psiquiátrico en el que permanece ingresada.  

Ingreso en una clínica psiquiátrico

Sin embargo, la familia del padre del chico no se cree su relato y mantienen la esperanza de que el menor siga vivo. Joaquin Amills, presidente de SOS Desaparecidos, ha explicado que la mujer “parece que estaba en tratamiento y no lo estaba siguiendo y emprende un viaje pero no sabemos dónde quería ir".

Asimismo, el progenitor y la hermana de Antonio David mantienen que el testimonio de la madre del pequeño es "inconexo" y la policía reconoce que no tiene ningún indicio del crimen más allá de la confesión de la mujer. La denuncia de su desaparición fue interpuesta por el padre del joven en la tarde del lunes 13 de septiembre.  

Talavera de la Reina

Según declaró, el matrimonio se habría separado meses atrás y la custodia de la primogénita de 18 años y de Antonio David fueron entregadas a la madre. Con todo, la relación entre ambos era cordial y aparentemente no existía constancia de ningún conflicto familiar.

La última pista que hay de Antonio David es del pasado domingo, cuando junto a su madre, pararon a pernoctar en un hotel de Talavera de la Reina (Toledo). Por el momento, la investigación continúa abierta.