Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La justicia concede el tercer grado a Juana Rivas /EP

La justicia concede el tercer grado a Juana Rivas

La mujer, condenada a dos años y medio de cárcel por sustracción de menores, podrá cumplir la pena desde su casa con control telemático

3 min

Juana Rivas ha salido este martes del Centro de Inserción Social Matilde Cantos de Granada para seguir con la condena desde casa. La granadina ingresó en el centro para cumplir la pena de dos años y medio de prisión, acatando la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal 1 y el Pleno de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo por sustracción de menores.

Ahora, 72 horas después de su entrada en prisión, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha decidido clasificar a Rivas en tercer grado de régimen abierto.

Tercer grado con control telemático

Sin embargo, aunque Juana cumplirá condena desde su domicilio, la encausada por sustraer a sus hijos de su padre, Franceso Arcuri, será controlada mediante el uso de una pulsera telemática, tal y como indica el artículo 86.4 del Reglamento Penitenciario.

De hecho, según establece la misma norma, este nuevo régimen ha sido concedido a Rivas por cumplirse los tres condicionantes que lo avalan: se trata de su primer delito, su ingreso en el centro fue voluntario y su condena inferior a 5 años.

Sustracción de menores 

En los hechos que se le imputan, el auto recoge que Juana viajó a España con sus dos hijos y no regresó a Carloforte (Italia), lugar donde convivió tres años con su entonces pareja. El 2 de agosto de 2017, Rivas le comunicó al progenitor de los menores que no iba a regresar a Italia y escolarizó a los niños en un colegio del municipio de Maracena (Granada).

El padre, que por aquel entonces tenía la guardia y custodia de los dos vástagos del matrimonio, había sido condenado por maltrato a su esposa en 2009. Así lo reconoce el recurso de amparo que interpuso su mujer ante el Constitucional, aunque finalmente fue inadmitido a trámite. Así las cosas, el juez entregó a los menores --entonces de once y tres años-- a Arcuri.