Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Acusado de asesinar a su padre al conocer que abusaba de su hijo / EP

Un hombre mata a su padre de una paliza al enterarse de que abusaba de su hijo de 9 años

El menor confirmó que su abuelo le sometía a tocamientos y otros actos de carácter sexual

3 min

Un vecino de la localidad de Torrent, en Valencia, le propinó a su padre una paliza que finalmente acabó con su vida. El hombre, acusado de intentar asesinar a su progenitor, enfermo de cáncer de pulmón, arremetió contra el anciano después de que su hijo de nueve años, nieto del fallecido, le confesara que su abuelo había abusado sexualmente de él.

El señor finalmente murió cuatro meses después de la agresión después de haberse recuperado de las heridas. Sin embargo, la acusación particular, ejercida por los hermanos del acusado, pide 22 años de cárcel por un delito de asesinato.

Muerte natural

Los familiares del fallecido alegan que sí que hubo "un claro intento" de matarlo y que fue la paliza lo que provocó la desestabilización de la enfermedad de su padre y su muerte prematura. Además, mantienen que la agresión se cometió con ensañamiento, alevosía y abuso de superioridad. 

Por su parte, la defensa considera que la víctima falleció de muerte natural por su enfermedad crónica y pide tres meses de prisión por un delito de lesiones. El jurado popular debe decidir en qué grado el hombre falleció a consecuencia de los golpes o si la muerte fue debida a las patologías previas que sufría.

A punto de matarlo

La agresión se produjo el 2 de marzo de 2016 después de que el menor le contara al acusado que su abuelo, de 75 años, le sometía a tocamientos y otros actos de carácter sexual. El hombre fue hasta la casa de su padre para pedirle explicaciones. Una vez allí, cerró las puertas y le recriminó los abusos a la vez que le decía: "Te tengo que matar".

El padre de la víctima le propinó puñetazos y patadas en la cabeza y en el tórax y le dejó tendido en el suelo en "un charco con sangre". La víctima fue trasladada al hospital, donde permaneció 41 ingresado en la UCI, 13 en planta y 68 días impedido, en total 122 días de curación. No obstante, falleció cuatro meses después de la agresión, el 5 de julio de 2016.