Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Herramientas para teletrabajar / Fancycrave1 EN PIXABAY

El 90% de los empleados querría seguir teletrabajando, según este estudio

La cantidad de españoles con opción al teletrabajo se ha disparado de un 7% a un 80% durante la pandemia

Noelia Hontoria
5 min

Hasta hace apenas tres meses, el teletrabajo era algo reservado para una minoría de los empleados. La pandemia forzó la necesidad de recurrir a él para poder continuar desempeñando determinados trabajos y a día de hoy parece que es una fórmula que ha convencido. De hecho, algunas empresas piensan mantenerlo unos meses más, mientras que numerosos trabajadores han declarado su intención de continuar con él siempre que se le permita y sea viable para sus funciones desempeñadas.

Según un estudio del comparador de seguros Acierto.com, más de un 90% de los profesionales querrían seguir teletrabajando después de la pandemia. Son muchos los beneficios asociados a esta modalidad, pero los motivos de peso recaen sobre la mejora de la productividad y de la conciliación a nivel individual, y los efectos medioambientales positivos valorando como sociedad. Hasta ahora, estábamos a la cola de Europa en teletrabajo, pero ahora esto podría cambiar después de la situación que se ha vivido en España y que ha hecho que gran parte de la población pruebe esta nueva forma de trabajar.

El 80% de los empleados, con teletrabajo

La media europea en torno al teletrabajo se situaba, hasta ahora, en un 17%. En España la cifra era significativamente baja, con un 7% de los empleados con opción a teletrabajo. Una fórmula que hasta ahora no despertaba interés entre los trabajadores y generaba desconfianza entre los empleadores. Sin embargo, la pandemia forzó a que este 7% se transformara en un 80% de personas teletrabajando. La mayor parte de ellos querría continuar haciéndolo, sin embargo, pocas empresas están preparadas para soportar el teletrabajo a largo plazo.

Aquellos que han respondido de forma positiva a la pregunta de si desean continuar teletrabajando se apoyan en varios motivos. La ausencia de desplazamientos, la reducción de los madrugones, la mejora de la conciliación familiar y el descenso de la huella de carbono, que a largo plazo podría suponer una reducción de tres millones de toneladas. También, al existir menos desplazamientos en transporte privado, se percibe una disminución en los accidentes de tráfico.

Sobre la productividad

La productividad es un aspecto muy importante a la hora de valorar un empleo. Según este estudio, un 70% de los trabajadores han afirmado ser igual o más productivos teletrabajando que en su puesto físico habitual. Esto se debe a la mayor independencia que aporta esta fórmula, la posibilidad de gestionar el tiempo y evitar las distracciones propias de una oficina, además del efecto “calentar silla”, en el que se mide el trabajo por horas y no por objetivos o tareas cumplidas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta situación ha sido excepcional y que ha tenido algunos hándicaps para el trabajador. No se ha tenido ninguna preparación previa, ni a nivel profesional ni a nivel de espacios de trabajo. Además, en hogares en los que hay menores, estos también han estado en casa durante el teletrabajo, lo que forzosamente ha llevado a los padres a dedicar parte de su tiempo a la atención de estos menores que permanecían en el hogar mientras ellos tenían que trabajar.

Chica teletrabajando / Maitematas EN PIXABAY
Chica teletrabajando / Maitematas EN PIXABAY

Qué pueden hacer las empresas

Algo que ha quedado en evidencia durante esta crisis es la necesidad de digitalización de las empresas. Para poder introducir realmente el teletrabajo a la cultura empresarial, es imprescindible que las empresas adopten las medidas de seguridad necesarias para trabajar en remoto, así como disponer del equipo informático necesario. El cifrado de los equipos, el uso de VPN para redes seguras o la formación de los trabajadores son tres de los pilares importantes para lograrlo.

Hay que tener en cuenta que solo el 30% de las pymes tienen los recursos necesarios para afrontar un ciberataque, en caso de que se produjera. Actualmente, solo 3 de cada 5 empresas tienen la capacidad para gestionar sus negocios en remoto. Los ataques informáticos se han incrementado en estos meses de teletrabajo y es necesario que todos los agentes implicados, tanto empresas como trabajadores, se protejan para evitarlos y poder desempeñar sus funciones de forma segura.