Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de la policía y del Samur en el lugar de una pelea a puñaladas EFE

Dos jóvenes de 15 y 25 años mueren y otro de 17 resulta herido grave en tres peleas a puñaladas

La policía detiene a dos sospechosos de uno de los crímenes e investiga los otros dos sucesos como rivalidades entre bandas

5 min

Dos jóvenes de 25 y 15 años han muerto y otro de 17 ha resultado herido de gravedad tras recibir varios ataques con arma blanca en tres ataques que se han sucedido en poco más de una hora este sábado en Madrid.

La policía ya ha detenido a dos personas como presuntos responsables de la muerte de un joven de 25 años por herida de machete en el barrio madrileño de Usera y mantiene abierta la investigación para esclarecer los otros dos crímenes, que también se han producido con un machete y que sospechan que se tratan de rivalidades entre bandas.

Usera

La muerte del joven de Usera, Diego F.L., de origen colombiano, se ha producido sobre las 22.40 horas en un parque situado junto a la calle de San Ruperto, cerca de su vivienda. Estaba allí con un amigo cuando un grupo de jóvenes se le ha acercado y le ha asestado varias puñaladas con un machetes. Los detenidos son un español de 20 años de origen sudamericano y un ecuatoriano de 27 años, según fuentes de la Policía Nacional.

A su llegada, las asistencias del Samur-Protección Civil encontraron a este joven, de 25 años, con heridas por arma blanca en el cuello, costado y espalda y en parada cardiorrespiratoria. Las asistencias le practicaron maniobras de reanimación por espacio de 30 minutos aunque sin éxito y confirmaron su fallecimiento.

Adolescente fallecido

La muerte del menor de 15 años se ha producido en la calle Atocha con el Paseo de la Castellana, en pleno centro de la capital, también con un machete y poco antes de las 22 horas. El adolescente fue abordado, en las inmediaciones de una discoteca para menores de edad, por un grupo de ocho jóvenes que le propinaron un machetazo en el pecho, sin que los atacantes hayan sido localizados aún. La víctima, vecina de Vallecas y español de origen magrebí, se encontraba con un grupo de amigos de nacionalidad española fuera del local de fuestas cuando otro grupo con los que discutieron en el interior se le acercaron y apuñalaron.

Testigos presenciales aseguran que en la reyerta habían unas diez personas, jóvenes que ya habían protagonizado otros altercados y enfrentamientos en días anteriores. Ocho de ellos fueron los atacantes que asaltaron a la víctima en la puerta del local y le clavaron un puñal en el pecho. El menor apenas pudo caminar unos pasos hasta desvanecerse a las puertas de un McDonald's cercano al club.

Primeras hipótesis

El adolescente presentaba una herida por arma blanca en el hemitórax izquierdo y se encontraba en parada cardiorrespiratoria cuando fue atendido por efectivos del Samur en la calle, a la altura del número 127. En un primer momento, el guardia de seguridad de entrada a la sala empezó a realizarle maniobras de reanimación, poco después se acercó un viandante que se identificó como médico y los empleados del restaurante les facilitaron un desfibrilador semiautomático del que disponen y lo llegaron a utilizar para salvarle la vida.

Las asistencias de Protección Civil continuaron con maniobras avanzadas de reanimación durante 30 minutos pero, pese a los esfuerzos, tuvieron que confirmar el fallecimiento, mientras que un psicólogo de Samur asistió a un amigo de la víctima y trasladó la noticia a su familia. Por su parte, la policía, que ya ha encontrado un machete manchado de sangre en las inmediaciones, ha reclamado las cámaras de seguridad de la discoteca y sospecha que detrás de esta muerte puede estar implicada los miembros de alguna banda.

Herido grave

En la otra punta de Madrid, en el barrio de Montecarmelo, un joven de 17 años resultó herido muy grave cuando un grupo de menores, que estaba escuchando música y bebiendo alcohol, fue atacado por diez jóvenes que portaban machetes, en la zona próxima al Colegio Alemán.

En este ataque, ocurrido hacia las 21.30 horas en la calle Monasterio de Guadalupe, el joven recibió múltiples heridas por arma blanca en la espalda y región lumbar. Las asistencias lograron estabilizarlo y le han trasladado grave al Hospital La Paz. La policía investiga las tres reyertas como casos independientes, según las mismas fuentes.