Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una mujer ejerce la prostitución en un local / EP

Detienen a tres personas acusadas de captar a mujeres extranjeras y obligarlas a prostituirse

Las víctimas eran explotadas hasta en 20 ocasiones en un solo día, incluso llegaron a estar con 45 hombres diferentes en un mismo fin de semana

3 min

La Policía Nacional ha detenido a dos hombres y una mujer acusados de captar a mujeres extranjeras y obligarlas a prostituirse. Las víctimas eran engañadas por un taxista ilegal, el cual se ofrecía a ayudarles a buscar alojamiento en la comarca de Níjar (Almería).

El estafador les ofrecía un cortijo de una mujer que les iba a dar "muchas facilidades para pagar el alquiler" pero, una vez instaladas en la vivienda, los detenidos les imponían deudas estratosféricas por los gastos de alojamiento.

Vivían como esclavas

Según ha explicado la Policía Nacional en un comunicado, cuando las víctimas se encontraban con la deuda eran obligadas a ejercer la prostitución contra su voluntad para hacer frente a las misma, dado que no tenían ingresos para saldarla.

Para evitar que pudieran denunciar los hechos, retiraban los teléfonos móviles a las víctimas y les prohibían salir de la vivienda, por lo que estaban vigiladas en todo momento por dos hombres. Del mismo modo, las amenazaban con hacerle daño a sus familias en sus países de origen si no cumplían con el pago de la deuda.

Hasta 20 clientes al día

Según la investigación, las mujeres eran obligadas a tomar anticonceptivos para controlar su periodo menstrual y no podían negarse a mantener relaciones sexuales con ningún cliente. Por ello, llegaron a atender "en algunas ocasiones a 20 clientes diarios y hasta 45 en un fin de semana". Las víctimas eran trasladadas dos días a las semana a un bar en la localidad de San Isidro, donde captaban clientes que se llevaban al cortijo donde vivían para finalizar el servicio.

A través de la operación Fresote, se ha logrado detener a tres personas a las que se imputan los presuntos delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y delitos relativos a la prostitución. Uno de los detenidos ha ingresado ya en prisión por orden de un juez.