Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fotografía de recurso /PEXELS

Detenida una madre por matar de hambre a su hija de dos años

La autopsia ha revelado que, además de que la menor murió en avanzado estado de desnutrición y deshidratación, sufría malos tratos por parte de su progenitora

3 min

Micaela Noemi, una joven de 25 años, se enfrenta a un delito de homicidio agravado por maltratar físicamente y dejar morir de hambre a su hija de tan solo dos años. Según la autopsia practicada a la menor, la bebé falleció a causa del estado de desnutrición y deshidratación que sufría.

Los hechos ocurrieron el 22 de junio de 2021, cuando la madre llevó a la pequeña Francesca ya sin vida a un centro de salud del barrio San Francisco Solano, en la ciudad de Buenos Aires. Por todo ello, la fiscalía argentina pide para la acusada una pena de prisión de cadena perpetua.

Desnutrición y mal trato infantil

Los informes de los médicos forenses señalan que la menor sufrió "una broncoaspiración" por falta de alimento y que en su cuerpo, de apenas seis quilos, se hallaron más de 30 lesiones. En concreto, 37 contusiones y hematomas, compatibles con haber sufrido varios episodios de maltrato infantil.

Fuentes policiales han confirmado a medios locales que la madre se fue durante dos días, dejando a la pequeña encerrada sin agua ni alimento. Al volver la encontró con "dificultades para respirar" y la llevó al centro de salud, donde los facultativos confirmaron su fallecimiento. No obstante, señalan que la mujer llegó al hospital asegurando que su hija “se había ahogado mientras comía yogur y galletitas”.

Denuncias anteriores

Según ha trascendido, los médicos que atendieron a la bebé investigaron el suceso como un caso de maltrato infantil desde el primer momento. El próximo 28 de abril está previsto que se celebre el juicio por la muerte de la pequeña en la Sala II del Tribunal de Justicia de Salta.

El ministerio público acusa a la madre de haber expuesto a su hija “a una situación de desamparo, en un contexto de desnutrición y deshidratación”. En los últimos días, ha salido a la luz que la abuela paterna ya había interpuesto denuncias en su contra hacía un año por malos tratos. Sin embargo, la Justicia jamás intervino en el caso.