Menú Buscar
Una foto de archivo del barrio de La Mina, Barcelona barrios

Estos son los diez barrios más conflictivos de España

Algunas ciudades tienen los denominados 'guetos' en los que se ejercen actividades ilegales

5 min

Todas las ciudades españolas están dividas en barrios y, en algunos de ellos, más vale extremar las precauciones y andarse con cuidado. Algunas zonas los delitos de drogas y la situación marginal que viven sus vecinos son un constante peligro para los habitantes. Esta es la lista de los 10 barrios más peligrosos de España.

Las 3.000 viviendas

Este barrio De Sevilla es conocido por su conflictividad. Se considera una zona poco segura debido a la gran cantidad de chabolas que hay. Los pisos no tienen los servicios básicos, ya que, por ejemplo, los trabajadores de la limpieza o los instaladores de telefonía no se atreven a entrar si no tienen protección policial. La venta de drogas, las agresiones, los tiroteos entre bandas y las muertes de personas de todas las edades son comunes.

El Cabanyal

Es un antiguo barrio marinero situado en la ciudad de Valencia que fue ocupado por gente que vivía en otros barrios de chabolas. En los últimos tiempos ha saltado a los medios de comunicación por las ocupaciones ilegales de viviendas. Pese a eso, los desalojos son muy pocos debido a las dificultades para conseguir las órdenes judiciales.

Las barranquillas

Situado en Vallecas, Madrid, también se caracteriza por las chabolas. Fue conocido durante mucho tiempo como el mayor mercado de droga de Europa. Aunque en los últimos años muchos toxicómanos se han trasladado a otros lugares como Valdemingómez y los alrededores de la Cañada Real.

Son Banya y Son Gotleu

Estos dos barrios están situados en Palma de Mallorca. Son Banya está considerado como un asentamiento de gitanos y está situado lejos del centro de la ciudad. Por su parte, Son Goteu es un barrio que se degrada constantemente. Los edificios y las plazas padecen un deterioro muy notable, debido en parte por el incivismo de sus vecinos. 

Lo Campano

Situado en Cartagena, este barrio se encuentra en una zona muy contaminada, ya que está rodeado de industrias. Además, se encuentra muy lejos del casco urbano y está muy mal comunicado.

El 70% de sus habitantes están desempleados y muchos menores no van a la escuela. El negocio principal del barrio pasa por el tráfico de substancias y es considerado como uno de los mayores mercados de droga de todo el Levante. 

Valdemingómez

Esta zona de la Cañada Real se ha convertido en uno de los mayores mercados de droga de Madrid. Situado a las afueras de la capital española, es el mayor cementerio de coches robados de la región. El nivel de vida es muy bajo y las viviendas están formadas por chabolas medio derruidas. También es frecuente el tráfico de armas, por lo que la violencia en la zona es extremadamente elevada.

La Mina

Este barrio de Barcelona pertenece al municipio de Sant Adrià del Besós. Está formado por veinte bloques de entre 5 y 12 pisos y, pese a las enormes mejores urbanísticas, continúa sufriendo una gran marginación. Aunque la policía ha conseguido aumentar su presencia en el barrio, las bandas violentas y los clanes impiden que se puede desarrollar una actividad normal. Años atrás, los tiroteos eran frecuentes.

La Palma y la Palmilla

Estos barrios forman parte de un distrito con el mismo nombre situado en Málaga. Es uno de los lugares más desfavorecidos de toda la ciudad andaluza y sufre graves problemas de exclusión social y delincuencia.

El Príncipe

Este conocido barrio de Ceuta, uno de los más poblados de la ciudad con 12.000 vecinos censados, fue retratado en la serie de Antena 3 con el mismo nombre. Está habitado por un gran número de células de captación de radicales yihadistas que son enviados a Siria o Irak. La convivencia entre clanes a menudo resulta en delincuencia, tiroteos y extorsiones. Pese a eso es un lugar muy controlado por la policía, que intenta desarticular todas las células que se van creando.

Virgen del Carmen

Este barrio es conocido como el de las 1000 viviendas y está habitado básicamente por inmigrantes. Las viviendas se encuentran en un estado deplorable pese a que se han rehabilitado en diversas ocasiones. Aproximadamente viven unas 5.000 personas y la venta de droga es muy común en el vecindario.