Menú Buscar
Banco de la amistad, la iniciativa de una niña burgalesa para que ningún niño se sienta solo que ha emocionado a todos / FACEBOOK

La tierna iniciativa de una niña que emociona a todo el mundo

La joven propone la creación de un "banco de la amistad" a través del buzón de sugerencias de la escuela, cosa que ha provocado un estallido de felicitaciones en Facebook

3 min

Los niños son símbolo de ternura e inocencia, e incluso de bondad en algunos casos. Sus ideas, a veces más descabelladas pero otras veces muy certeras, pueden llegar a llamar la atención de los adultos e incluso felicitarnos por tener tal brillantes ideas. 

Algo parecido le sucedió a una pequeña de Burgos tras dejar una peculiar petición en el buzón de sugerencias del colegio. Una de las docentes del CEIP Fernando de Rojas ha compartido la carta en su Facebook: "Hemos recibido esta sugerencia en el buzón del cole. Y sí, yo la votaría como presidenta". 

"Banco de la amistad"

La joven había pedido que se hiciera un "banco de la amistad". Eso sí, este curioso espacio para sentarse debe atender a ciertas recomendaciones: "Tiene que ser de colorines y un cartel que ponga 'banco de la amistad'. 

Con ello, la joven pretende que "quien se sienta solo se siente" y alguien que le vea sentado le pregunte: "¿Quieres jugar conmigo?". La joven ha adjuntado una imagen sobre cómo debería ser este magnífico artefacto, a modo de ilustración. 

Reacciones

La iniciativa ha tenido una gran acogida en las redes sociales, sobre todo en Facebook, que es donde se ha publicado inicialmente. El colegio ya ha anunciado que pondrá en marcha la iniciativa de la niña, por lo que algunos usuarios no han tardado en felicitarlos: "Me parece muy buena idea haber puesto en marcha la aportación, todo lo positivo y con buena intención, no puede terminar mal". 

La historia de la joven se inspira en otra muy parecida impulsada por Acacia Woodley, que siempre se sintió diferente por haber nacido sin una mano y solo con dos dedos de la otra. La joven decidió armarse de valor y proponerle a la profesora que pusiera ese banco para que las personas que se sintieran mal pudieran acudir allí en busca de ánimo, consuelo y nuevas amistades.