Menú Buscar
Imagen de la Plaza Mayor de Salamanca, el epicentro de la Nochevieja Universitaria / CD

Atienden una treintena de intoxicaciones etílicas en la Nochevieja Universitaria de Salamanca

Todos los afectados fueron jóvenes de entre 18 y 24 años y fueron repartidos en varios centros sanitarios

2 min

Los servicios de emergencia atendieron una treintena de intoxicaciones etílicas durante la celebración de la Nochevieja Universitaria en Salamanca, ciudad que congregó a unos 30.000 jóvenes para celebrar la llegada del año nuevo de forma anticipada.

Según los datos aportados por la Delegación Territorial de la Junta, los servicios sanitarios atendieron una treintena de intoxicaciones etílicas durante la noche.

Independientemente de si fue por consumo de alcohol excesivo o por otras causas, el número de atenciones sanitarias durante la noche fue de 72, 41 de ellas en los centros hospitalarios y SUAP, y las 31 restantes por los servicios de Cruz Roja.

Centros de atención

Por centros de atención, y en lo que se refiere únicamente a jóvenes que participaban en la Nochevieja Universitaria, el Hospital Clínico dio asistencia a once intoxicaciones etílicas leves, una fractura de metacarpiano, una úlcera corneal por golpe y dos crisis de ansiedad.

El Hospital Virgen de la Vega atendió seis intoxicaciones etílicas leves, ocho heridos por agresiones y diez heridas y traumatismo leves, según los datos aportados por la Delegación de la Junta.

En cuanto al Servicio de Urgencias de Atención Primaria, contabilizó dos personas atendidas, una por un corte en la mano y otra por traumatismo en la mano provocado por una agresión, en ambos casos pacientes con intoxicación etílica.

Jóvenes entre 18 y 24 años

El operativo especial desplegado por Cruz Roja con motivo de la Nochevieja Universitaria atendió 17 intoxicaciones etílicas durante la pasada noche, 14 de ellas en la Plaza Mayor y tres en el Multiusos Sánchez Paraíso, donde continuó la celebración para miles de jóvenes.

En cuanto a las edades de los atendidos, todos fueron jóvenes de entre 18 y 24 años; y del total, 26 fueron mujeres y cinco hombres, una distribución que "sigue muy desequilibrada", tal y como recoge el informe del operativo de la organización.