Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La periodista María Teresa Campos / EP

[VÍDEO] María Teresa Campos reacciona a las declaraciones de su amigo Gustavo

La que fuera reina de las mañanas asevera que nunca dio permiso a su confidente para dar la exclusiva

3 min

El confidente de María Teresa Campos, Gustavo Guillermo, ya ha hablado. Ha contado cómo es su relación con su amiga y, sobre todo, ha criticado a Bigote Arrocet a quien ha tachado de "astuto" y "embaucador".

Terelu Campos fue la primera sorprendida al conocer que el amigo de su madre iba a aparecer en los medios y no parecía hacerle mucha gracia. Los focos giraron en torno hacia Teresa, ¿está de acuerdo con todo?

El silencio de Teresa

Asaltada por la calle por los periodistas no ha tenido problema en hablar largo y tendido sobre su confidente. “Estoy muy contenta porque Gustavo ha sido siempre muy discreto y ha llegado el momento en el que no podemos callarnos todos”, sentencia. Es más asevera que “es el hijo que no he tenido, ¿vale? Así que estoy contenta".

La que fuera reina de las mañanas avala incluso las opiniones que tiene del chileno. “Yo me he callado, me callaré y me seguiré callando, no voy a decir nada del tema y me da igual ahora, él ha hecho muy bien hablando”, subraya.

Sin permiso

Sobre la relación que le une con Gustavo no duda en afirmar que para ella “es todo” y estuvo enterado de todo lo que le pasaba entre la pareja. “El que ha vivido el día a día y lo ha llevado a todas partes donde quería ir” es él, revela para validar el testimonio de su amigo.

La confianza en él es máxima y lo reafirma al asegurar que no le tuvo que dar ningún permiso para salir en la revista. “Sé perfectamente lo que él podía decir porque él tiene mi confianza absoluta, mi confianza absoluta, y él lo que ha dicho es lo que ha vivido él”, insiste.

Relación con Bigote

Sobre Arrocet, ella prefiere no decir nada. “Yo creo que las relaciones empiezan y terminan solamente que pueden empezar y terminar de una manera más correcta. Eso es lo único que voy a decir”, apunta.

Para demostrar que Edmundo es una etapa superada detalla que “nadie se muere por nadie y a la vista está que ya va para tres años, pero fueron seis años y seis años en una vida es bastante tiempo”.