Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Iñaki Urdangarín /EP

El viaje secreto de Iñaki Urdangarin a Suiza para despedirse de su mujer y de sus hijos

El exduque de Palma viajó el viernes desde Vitoria hasta Ginebra en coche: allí le esperaba su todavía mujer, Cristina de Borbón

3 min

Cuando se cumple una semana desde que la revista Lecturas destapase la noticia que revolucionaría a España, el semanario cardíaco da un paso más. La publicación deja al descubierto cómo ha sido el fin de semana de los Urdangarin en Suiza después de que Iñaki viajara en coche desde Vitoria (País Vasco) hasta Ginebra el pasado viernes.

Tras 10 horas de trayecto, allí le esperaba su todavía mujer, Cristina de Borbón. Ese mismo día, viajarían también hasta la ciudad del país de los Alpes, tres de sus cuatro hijos.

Cumbre familiar

De hecho, la portada de este miércoles muestra el tierno abrazo en que se funden el otrora duque y su tercer hijo, Miguel, en el aeropuerto de Ginebra. Y es que dos días antes que la pareja diera a conocer la “interrupción de su relación matrimonial de mutuo acuerdo” tuvo lugar la cumbre familiar a la que se referían el jueves pasado el otrora duque como su segundogénito, Pablo Urdangarín.

Si bien durante la jornada del domingo, Juan, de 22 años, regresaría a Madrid, mientras que Pablo (20) lo haría a Barcelona. Miguel (18), el más pequeño de los tres varones, volaría hasta Londres para seguir cursando su grado en Ciencias del Mar.

Irene, el mejor apoyo de su madre

Por su parte, Irene, la benjamina del clan, de tan solo 16 años, se quedaría junto a su madre, convirtiéndose en su gran apoyo, tal y como ha venido haciendo desde que ambas se mudaron a Ginebra. A última hora de la tarde del domingo 23 de enero, Iñaki llegaría a Vitoria, su ciudad natal y donde también reside su nueva pareja, Ainhoa Armentia.

Y es que aunque ya han transcurrido siete días desde que se diera a conocer la noticia, todavía hoy siguen apareciendo nuevas informaciones al respecto. En este sentido, es en la misma revista donde Pilar Eyre afirma que el matrimonio de los duques de Palma estaba roto desde hace tres años: "Lo sabía la familia, además de los hijos y los amigos íntimos, pero consiguieron vendernos la imagen de una pareja golpeada por la adversidad que permanecía unida contra viento y marea", revela la periodista.