Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rocío Carrasco y Lydia Lozano / MEDIASET

Tenso cara a cara entre Rocío Carrasco y Lydia Lozano

La periodista entona el mea culpa pero reprocha a Rociito su actitud hacia ella por no desmentirla

4 min

La última entrevista con Rocío Carrasco tras la emisión de la docuserie sobre el maltrato sufrido por Antonio David y su hija ha tenido un momento muy tenso. El encuentro en plató entre la protagonista y Lydia Lozano, quien fue muy crítica con ella.

La periodista reconocía nada más salir por la puerta que era una situación “difícil” y poco después le ha agradecido su testimonio. "Primero decirte que enhorabuena porque has conseguido, aparte de ayudar a muchas mujeres, ha sido una bofetada muy gorda porque siempre decíamos por qué no habla, solo pone demandas, quiere dinero, cuando la otra persona lo estaba haciendo públicamente", asegura.

Mea culpa particular

Poco después llegó el mea culpa: "Me imagino tu dolor psicológico y me he puesto en tu piel. Me ha sorprendido mucho que tuvieras que tomar unas pastillas porque no podías más, tengo que reconocer que yo me creí todo”. Rápidamente, por eso ha desviado la atención hacia ella, al preguntarle qué pensabas de ella cuando negaba su situación.

Rociito se mostró claro: "No entendí nada desde el principio. No entendía que una persona que había estado conmigo, en mi casa y se te ha tratado como si fueras de la familia... no entendía que una persona que me ha visto crecer hablaba así de mí con esa inquina, sin ni si quiera preguntar. Yo me lo podía esperar de mucha gente, pero lo tuyo me dejó en shock. Yo estaba viendo a una persona que había pertenecido a mi casa".

Cruce de reproches

Las disculpas de Lozano han desaparecido en ese momento. Le recordó que se encontraron en una fiesta de la productora y hablaron cerca de una hora y allí la hija de La más grande le dijo que le pasaba, pero no la creyó, “mi fallo fue no creerte".

La periodista le ha llegado incluso a reprochar a Rocío que no le insistiera para hacerle ver que estaba siendo manipulada. Y allí la respuesta le ha venido enseguida: "Lo que tú podrás entender es que encima no vas a echarme a mí la responsabilidad...".

Repercusión

"Yo intenté quitarte esa venda y no me creíste, por tanto, tampoco me hubieses creído al principio. Si en ese momento no te sirvió, cómo te va a servir en un principio", le recordaba Carrasco. “Yo no sabía que era una mujer manipulable” se excusa Lozano.

Las palabras de la colaboradora de Sálvame han sido duramente criticadas por las redes sociales. En primer lugar, por intentar ser protagonista y que todo versara sobre lo que le pasó a ella con el testimonio, pero sobre todo, porque culpara a Carrasco de su incredulidad hasta los hechos mientras se creía a pies juntillas la palabra de Antonio David.