Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sara Carbonero disfruta de una mañana en un parque de Madrid con sus hijos / EP

Sara Carbonero ya hace vida sin Iker Casillas

La periodista disfruta de un día con sus hijos en el parque, donde los pequeños tenían una fiesta de cumpleaños, sin la compañía de su expareja

2 min

Este viernes 12 de marzo por la noche, Iker Casillas y Sara Carbonero hicieron oficial la triste noticia de su separación. Un anuncio que dieron ambos con un mismo comunicado compartido en sus respectivas redes sociales.

Minutos después, volvieron a sorprender a sus seguidores al publicar una misma historia en Instagram en la que mostraban su lado más familiar pese a la ruptura. Un momento de juego en familia en el que disfrutaban de una partida de parchís juntos, con sus hijos Martín y Lucas. Pero este sábado 13 de marzo, las cosas han sido muy distintas.

Sara Carbonero ejerce de madre

Esta mañana, Sara Carbonero ha salido de su domicilio familiar sola, acompañada de sus hijos. La periodista ha llevado a los pequeños a un parque de Madrid en el que los niños tenían una fiesta de cumpleaños.

Vistas las imágenes, la presentadora de Radio Marca se encuentra muy tranquila a pesar de que la confirmación de su ruptura se dio apenas unas horas antes. Sin embargo, esa escena demuestra perfectamente lo que ya dijeron en su comunicado: lo más importante para ambos son sus hijos.

¿Dónde está Iker Casillas?

No hay duda de que el sufrimiento se lleva por dentro, y tanto Iker como Sara parecen haber optado por eso. La periodista ha disfrutado de una mañana tranquila charlando con los padres de los amigos de sus hijos muy relajada, pero sin la compañía de Iker Casillas.

Iker Casillas posa con la ciudad de Sevilla al fondo / INSTAGRAM
Iker Casillas posa con la ciudad de Sevilla al fondo / INSTAGRAM

El exfutbolista ha guardado silencio a lo largo de toda la mañana, sin hacer acto de presencia a la mencionada fiesta. Pero horas más tarde, ha subido una fotografía en sus redes sociales en la que asegura haber viajado hasta Sevilla para cumplir con sus obligaciones, supuestamente laborales.