Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El abogado y expresidente del Real Madrid, José Ramón Calderón / EP

José Ramón Calderón desvela la herencia de Paquirri: "No dejó Cantora a nadie"

El expresidente del Real Madrid ejerció como abogado del torero y representó a Kiko Rivera "porque era el hijo de un amigo mío"

5 min

El abogado José Ramón Calderón ha abierto un nuevo capítulo en la batalla familiar que libran Isabel Pantoja y Kiko Rivera por la herencia de Paquirri. Tras la participación del disc jockey en el especial Cantora, la herencia envenenada, en el que llamó "sinvergüenza" a Calderón, el también expresidente del Real Madrid se vio obligado a intervenir.

Lo hizo mediante una llamada a Sálvame Deluxe en la que desveló varios puntos del testamento del torero, con quien mantenía una relación de amistad y a quien representaba como abogado, tras escuchar diversas afirmaciones falsas y calumnias por parte del hijo menor de los Rivera: "Su padre no dejó Cantora a nadie".

Kiko Rivera e Isabel Pantoja en la final de 'GH DÚO' / MEDIASET
LA ENCUESTA ¿A quién apoya en la guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja?

Hirió el honor de Ramón Calderón

A Ramón Calderón no le gustaron nada las palabras de Kiko Rivera en Cantora, la herencia envenenada, por lo que acabó sumándose a la guerra de los Pantoja pese a haberlo evitado en todo momento. "Bien sabe Dios y muchos de los que colaboran en este programa que no he querido participar en este circo", aseguró el abogado.

"Hay insinuaciones y silencios que no se pueden hacer para herir el honor de las personas, en este caso, el mío. Soy un defensor de la libertad de expresión y de opinión, pero estos derechos no amparan afirmaciones falsas y calumniosas", afirmó Calderon tras las declaraciones de Kiko Rivera.

El abogado José Ramón Calderón en los juzgados / EP
El abogado José Ramón Calderón en los juzgados / EP

Trabajó gratis para proteger a Kiko

A pesar de que Ramón Calderón no quería hacer la llamada porque "no es mi método", lo vio necesario para contar a la audiencia los sucesos que tuvieron lugar hace más de 30 años. Quien fuera abogado de Paquirri, aceptó la defensa y representación de Francisco Rivera Pantoja --Kiko-- "porque era el hijo de un amigo mío". Un trabajo que, según el letrado, hizo de forma "desinteresada porque estaba desamparado" y porque "era el único con formación jurídica para hacerlo".

"No fue fácil, porque tuve que hacer varios viajes pagándolos de mi bolsillo. Lo hice por un amigo muerto", y únicamente por su hijo, dado que "Isabel Pantoja no estuvo representada por mí". De esta forma, su principal objetivo fue "defender los intereses de un niño de tres años" ante la intervención de otras personas en el testamento de Paquirri.

Paquirri no dejó Cantora a nadie

Según Calderón, el 26 de septiembre de 1987 se firmó la testamentaria entre todos los herederos de Paquirri y, ese mismo día, dejó de representar a Kiko. "Hubo hasta tres abogados, uno del Estado y cinco albaceas. Y mi labor terminó ese día. A partir de ese instante, en nada de lo que ocurriera tenía competencias ni podía intervenir. Yo no podía competir. A partir de entonces, la madre ostentaba la patria potestad y, por tanto, la representación de su hijo".

"Ayer escuché decir que Pantoja firmó una hipoteca de Cantora en el año 86, cuando todavía no se sabía a quién iba a corresponder la finca. Su padre no dejó Cantora a nadie. Dejó la herencia, como herederos universales, a sus tres hijos, y a terminar qué bienes correspondían a cada cual", afirmó el abogado.

Ramón Calderón en el día de su dimisión como presidente del Real Madrid / EP
Ramón Calderón en el día de su dimisión como presidente del Real Madrid / EP

Dispuesto a denunciar a Kiko Rivera

"A la viuda, como es obligado por ley, le dejó un tercio en usufructo, y al padre y a los hermanos les dejó otra finca", aseguró Ramón Calderón antes de lamentar que haya "tantas inexactitudes que se pueden comprobar mirando un documento".

Además, el abogado no quiso terminar su intervención sin enviar un contundente mensaje a Kiko: "Dijo algo que no tenía que decir y tendrá que responder en los tribunales de justicia" por unas "desinformaciones que afectan a mi honor".