Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La heredera del imperio hotelero Hilton, la 'socialité' Paris Hilton / EP

Paris Hilton relata la pesadilla que vivió en un internado: "Se abusó de mí todos los días"

La 'socialité' ha denunciado la dura experiencia que sufrió durante su infancia, donde la obligaban a consumir medicamentos que la dejaban "exhausta y aturdida"

3 min

La polémica Paris Hilton ha ofrecido el relato más sobrecogedor de su vida, y lo ha hecho ante un juez. Pero en esta ocasión, no era la heredera del imperio hotelero Hilton la juzgada, si no que ha comparecido como víctima dentro de un proceso judicial abierto para explorar el alcance de las negligencias y prácticas vejatorias del sistema educativo estadounidense.

La socialité no dudó en dar su testimonio, donde reveló que sufrió abuso continuado durante años en el internado Provo Canyon School de Utah (Estados Unidos) en el que estudió: "Se abusó de mí física y psicológicamente todos los días", ha confesado Paris Hilton al revelar la dura experiencia que vivió en su infancia.

Obligada a consumir medicación

La justicia americana ha abierto un proceso judicial para analizar el sistema educativo debido a que muchos ciudadanos han denunciado, durante décadas, que han vivido auténticas pesadillas en sus centros escolares y que muchos de ellos han acabado sufriendo graves traumas psicológicos.

Una de estas víctimas ha sido Paris Hilton, quien ha intentado transmitir el miedo y el sufrimiento que todavía siente cuando rememora sus experiencias en el internado. La multimillonaria ha confesado que "sin diagnóstico de ninguna clase, se me obligaba a consumir medicación que me dejaba exhausta y aturdida", y que hubo épocas en las que no veía "la luz del sol" ni podía respirar "aire fresco" durante 11 meses seguidos.

"Me despojaron de mis derechos"

"Se me maltrataba verbal, mental y físicamente de forma diaria. Se me aisló del mundo exterior y me despojaron de todos mis derechos. Ni siquiera contaba con un mínimo de privacidadse nos vigilaba en el cuarto de baño y hasta en la ducha", ha admitido frente al magistrado que gestiona el polémico proceso judicial.

Una situación que afecta principalmente a las familias más acaudaladas y favorecidas de la sociedad estadounidense. "Esta es una prueba de que el dinero no te protege necesariamente contra el abuso. Cuento mi historia para representar a tantos niños que han vivido lo mismo que yo. No pretendo dar pena, sino señalar a aquellos que financian y administran estos programas", ha asegurado Paris Hilton en su dura intervención. Un objetivo que ha cumplido con creces, emocionando y conmoviendo a muchos con su testimonio. Incluidos aquellos que nunca se habían querido parar a escucharla.