Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La reina Isabel II / EP

Así es la 'Operación Puente de Londres', el protocolo a seguir tras la muerte de Isabel II

Se llevará a cabo un protocolo de actuación para informar a la población a través de la BBC y se hará la sucesión de la corona al príncipe Carlos

4 min

El mundo entero está en vilo. La reina Isabel II se encuentra bajo "supervisión médica" por su delicado estado de salud, tal y como ha informado un comunicado de la familia real este mediodía. 

Su familia ya se encuentra viajando al castillo de Balmoral (Escocia): mientras que el príncipe Carlos y Camila Parker Bowles ya se encuentran en la nueva residencia de la reina, el príncipe Harry y Meghan Markle están de camino. Así las cosas, toda la población tiene en mente una duda: ¿cuál sería el protocolo si se anunciase oficialmente la muerte de la reina Isabel II?

La reina Isabel II / EP
La reina Isabel II / EP

Protocolo de actuación

Debido a la importancia de la monarca, ya existe un plan ideado en el caso de que eso ocurriese: la Operación Puente de Londres. Se trata de un plan que se desarrolló durante los años 60 y que involucra tanto a la Iglesia anglicana como a la Policía de Londres, a las Fuerzas Armadas Británicas, parques reales, medios de comunicación, la Autoridad del Gran Londres y, también, el transporte municipal.

El primero en enterarse de su fallecimiento sería el secretario privado de la reina, Edward Young, que, a su vez, se lo tendría que comunicar a la primera ministra, Liz Truss. "London Bridge is Down", serán las palabras claves para que el plan se ponga en marcha. Seguidamente, el Centro de Respuesta Global del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth el encargado de comunicar la noticia a los otros gobiernos de los otros quince países de los que la reina era jefa de estado.

La reina Isabel II y Liz Tuss / EP
La reina Isabel II y Liz Tuss / EP

Funeral y transición

Desde que el Palacio de Buckingham anuncia oficialmente su fallecimiento hasta que se celebra el funeral pasarán 10 días para así preparar la ceremonia con todo lujo de detalles. El último adiós a la monarca se celebraría en Abadía de Westminster y su cuerpo se enterraría en una tumba en la Cripta Real de la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, donde también se encuentra el príncipe Felipe

Así las cosas, en el momento en el que se oficialice su muerte, se llevaría a cabo la sucesión del trono, que en este caso pasaría a Carlos de Inglaterra. El Parlamento tendrá que celebrar una sesión extraordinaria en la que el Primer Ministro se dirigirá a la Cámara de los Comunes y, mientras tanto, se ondeará en todos lados la bandera a media asta.

Los medios ya lo han ensayado

Un protocolo que lleva ensayado por todos los medios de comunicación. De hecho, la cadena de noticias inglesa, la BBC, hace cada medio año un ensayo general como si la reina hubiese muerto para estar prevenidos. Es por eso que será a través de este canal que se anunciará oficialmente, así como de Associated Press