Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Belén Esteban en el 'Deluxe' / MEDIASET

El nuevo problema de salud de Belén Esteban: "Me quitaron un pólipo"

La colaboradora de 'Sálvame' se ha sentado en el 'Deluxe' para contar que ha tenido que pasar hasta en cinco ocasiones por quirófano

4 min

Belén Esteban ha vuelto a la televisión. La colaboradora de Sálvame se sentó anoche en el plató del Deluxe después de tres meses de ausencia por la caída que sufrió en directo y que la obligó a operarse de la tibia y el peroné. Sin embargo, esa no ha sido la única vez que ha tenido que pasar por quirófano.

Según la de Paracuellos, tuvo que ser intervenida "hasta en cinco ocasiones estos meses", y no todo por culpa de la pierna. Una sorpresa para todo el mundo, ya que, tal y como ella misma ha contado, no se lo había contado aún a nadie: "Mi madre y mis hermanos se han enterado hoy, mis directores y tú también. Es algo que solo hemos sabido mi marido Miguel y yo. No queríamos darle más preocupación a los nuestros, bastante tenían".

Duro contratiempo que nadie se esperaba

Pero, ¿qué otro problema de salud ha acechado a la colaboradora? Muy emocionada y con dificultades para hablar, la Esteban ha confesado que le han quitado un pólipo. Tras hacerse una serie de chequeos ginecológicos rutinarios, su ginecóloga descubrió el pasado seis de julio que su endometrio estaba más grande de lo habitual.

"Cuando estaba haciendo la entrevista para la revista Semana comencé a sangrar. Yo sabía perfectamente que no era una regla, imagínate cómo hice las fotos para el reportaje", ha confesado de lo más preocupada. Fue entonces cuando le dijeron que se tenía que someter a una biopsia urgente: "Ese mismo sábado fui por la mañana a la Fundación Jiménez Díaz acompañada solo de mi marido". La colaboradora no quería preocupar a nadie más.

Agradecida y concienciada

Así las cosas, tras dos horas en quirófano, todo fue bien: "Me quitaron un pólipo que tenía, me limpiaron y ayer me dieron el resultado". Ahora Belén ya puede respirar tranquila: "Es benigno y voy a estar un tiempo con desarreglos". Sin embargo, la colaboradora ha querido mandar un mensaje para que todas las mujeres se hagan chequeos regularmente: "Las mujeres se tienen que hacer sus revisiones. Que no tengan miedo porque los médicos nos ayudan mucho y tenemos que tener confianza, cosa que yo no tenía".

Con todo, la princesita de pueblo ha confesado cómo ha estado estos últimos meses: "Me ha costado, pero no por la pierna, ha sido por mi cabeza. Depresión no tengo, pero sí tengo tristeza constantemente. Sé que hay cosas mejores, pero también peores. Mi cabeza me ha fallado esta vez y estoy con ayuda que me está viniendo muy bien". La invitada se ha despedido queriendo agradecer el apoyo de todo el mundo y, en especial, de su marido Miguel.