Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Melyssa Pinto en 'Supervivientes' / MEDIASET

Melyssa Pinto habla de sus problemas con la alimentación: "Llegué a sentir repugnancia por mí misma"

La concursante de 'Supervivientes' se enfrenta al 'Puente de las emociones' en el programa

2 min

Los concursantes de Supervivientes se han enfrentado al Puente de las emociones durante el programa Tierra de nadie. La primera en cruzar el pasillo ha sido Melyssa Pinto, que se ha enfrentado a las palabras culpa, celos, arrepentimiento y perdón.

"La mayor culpa que tengo en mi vida es algo que viví y que afectó a mi familia. Remontamos a cuando era yo adolescente con unos 15 años, que empecé a tener problemas con la alimentación y me obsesioné con mi físico", ha confesado la concursante del reality de Telecinco.

Enferma

"Entonces acabé enferma", ha expresado la influencer. "Vomitaba cuando comía, me obsesioné con las calorías y empecé a perder mucho peso. La situación en casa empezó a ser muy difícil", ha desvelado Pinto. 

"Cuando una persona piensa así es porque no está bien de la cabeza y debemos ponernos en manos de profesionales. Quiero decir a todas las chicas que pasen por los problemas de alimentación que de todo se sale, que pidáis ayuda y que os dejéis ayudar. Todos somos bellos por dentro y por fuera", ha pedido la exparticipante de La isla de las tentaciones

Celos y perdón

Por eso, ha tenido siempre muchos problemas de celos en sus relaciones. "No he sido una persona que se ha querido mucho a sí misma. Llegué a mirarme en un espejo y sentir repugnancia por mí misma", ha confesado la catalana. "Los celos que tengo cuando tengo una relación vienen de mi falta de autoestima", ha añadido la joven.

Todos estos problemas le trajeron problemas con su familia y se arrepiente mucho de ellos: "A unos padres no hay que faltarles nunca el respeto porque te dan la vida". "Les pido perdón desde aquí, sé que ahora se sienten muy orgullosos de mí, de todo lo que he conseguido", ha finalizado la concursante.