Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Angela , la expareja de Josep Maria Mainat / ATRESMEDIA

Los médicos dudan de la supuesta intención de Angela Dobrowolski de matar a Mainat

Una jueza del TSJC se basa en varios informes forenses que hablan de un producto para adelgazar como posible causa de la hipoglucemia

5 min

Dudas en torno al presunto intento de homicidio de Josep Maria Mainat por parte de su expareja Angela Dobrowolski, según el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

El Juzgado de Instrucción número 32 de Barcelona ha archivado el sobreseimiento del caso solicitado por la principal sospechosa, pero en sus páginas sugiere que los forenses tienen serias dudas sobre la causa que pudo provocar una hipoglucemia en el productor.

Inyecciones

La jueza apunta que no se puede sobreseer el caso como pide la demandada ya que quedan muchas causas por resolver. Entre ellas está los motivos que causaron la bajada de azúcar que sufrió el catalán la noche del 22 de junio del 2020. La acusación apunta que fue ella quien le inyectó insulina sin su consentimiento mientras él dormía. Un hecho que, señalan, lo habrían llevado a tener un episodio cercano a la muerte, algo que los médicos ponen en cuestión, por el momento.

En la sentencia emitida esta miércoles se afirma que “consta que no es posible determinar que la causa de la hipoglucemia sea la administración de insulina”. La última conclusión del juez a la hora de determinar la causa de la hipoglucemia remite “al criterio de los profesionales que atendieron al apelado diciendo textualmente que se apunta como hipótesis o impresión diagnostica por los profesionales que lo atendieron un origen yatrógeno del cuadro hipoglucémico”, es decir por un tratamiento médico que puede causar más daño que la misma enfermedad que sufre el paciente. “El denunciante ya había sufrido episodios anteriores de hipoglucemia de hasta 50mgr/dl”, apunta el documento. Pese a todo, “parece más verosímil la primera hipótesis diagnóstica que efectuaron los facultativos tras el primer ingreso que la efectuada tras el reingreso hospitalario el mismo día de los hechos”, cuando se apunta a una administración de un producto para adelgazar.

El glucómetro

Asimismo, la magistrada señala que algunas diligencias “pueden tener un contenido equívoco pues pueden ser incriminatorio o no”, por lo que no se puede cerrar el caso hasta “su correcta interpretación”. Lo único que ve “provisoriamente acreditado”, incluso admitido por la misma la investigada, es que esa noche Mainat sufrió una hipoglucemia grave, que estaban juntos y con sus dos hijos pequeños, que ella le inyectó alguna sustancia con el consentimiento de él, le midió la glucosa con un aparato existente en la casa cuando estaba inconsciente y que llamó al SEM avisando de la hipoglucemia de su marido.

La clave radica también en los datos del dispositivo sanitario. “Hay que investigar (…) si, las mediciones que resultan del glucómetro y que parecen apuntar a que la recurrente que tardó mucho tiempo, 30 minutos, desde que le realizó a su pareja una medición de glucosa con un resultado alarmante hasta que avisó al SEM, son o no fiables”, indica el tribunal.

Caso abierto

Pese a todo, el responsable del caso sobre el supuesto intento de homicidio ve “elemento incriminador las grabaciones de una cámara de la cocina” de la vivienda de Mainat en la que se percibe como, en la noche de autos, Dobrowolski acude a la nevera hasta en tres ocasiones y se la ve manipular algo, justo antes de que se registre la hipoglucemia.

Esas mismas imágenes demuestran que, tras llamar a los servicios de emergencias al ver los niveles de insulina de su marido, la investigada no parece hacer nada al respecto. “En los 20 minutos anteriores a la llegada de los facultativos del SEM (…) no acude a la nevera ni a la cocina”. En este sentido, sí ven en estas visitas a la cocina y la permanencia en la habitación posterior sin salir de la misma “explicaciones ajenas a los hechos, pero también una explicación incriminatoria a la que alude el juez”. Motivo por el cual, rechaza el sobreseimiento. El caso sigue abierto.