Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
María Jose Campanario y Jesulín de Ubrique viven separados /TELECINCO

María José Campanario y Jesulín de Ubrique viven separados

La odontóloga ha puesto tierra de por medio para irse a trabajar a La Muela, un pueblo de Zaragoza a 900 kilómetros de distancia de su casa

3 min

¡Paren rotativas! María José Campanario y Jesulín de Ubrique vivien separados desde hace unas cuantas semanas. De hecho, Campanario tiene nuevo trabajo y está a 900 kilómetros de Arcos de la Frontera, lugar en el que la pareja tiene fijado el domicilio conyugal.

Y es que, según ha desvelado este miércoles Sálvame, la odontóloga trabaja en La Muela, una pequeña aldea de Zaragoza en la que viven 6.000 habitantes. 

Alejada de su hogar

Una información que ha dejado impactados a los colaboradores del espacio, sobre todo, por la distancia a la que se encuentra de su marido. No obstante, Canales Rivera ha desvelado que se trata de una sustitución temporal, puesto que la propietaria de la clínica --íntima amiga de la familia Janeiro y compañera de clase con María José-- tiene a su implantólogo de baja. Con todo, cabe recordar que esta no es la primera ocasión en que se va lejos de su casa. 

En concreto, desde 2012 hasta 2015, la madre de Juls Janeiro se trasladó a Oporto (Portugal). Fue en la ciudad lusa, donde la de Castellón terminó su licenciatura en Odontología. A su vuelta, la José decidiría seguir formándose para especializarse como Protésico dental. Un máster que realizó en Barcelona, donde, además, empezó a realizar sus primeras consultas en una clínica dental de Sant Cugat del Vallés y Lloret de Mar. No obstante, tras finalizar el curso, la mujer de Jesulín terminaría regresando a su hogar.

Belén Esteban se pronuncia

Por su parte, a Belén Esteban la nueva etapa laboral de la mujer de su ex ni frío ni calor. “Ya lo dije la última vez, de la escritora no tengo nada que decir”, decía Belén Esteban en alusión a la carta que María José Campanario escribió en su contra a través de las redes sociales.

Asimismo, la princesa del pueblo deja claro que ni le importa ni le interesa dónde trabaje la odontóloga: “Me das igual, como si se va a las Bahamas a poner tres empastes. Trabaja en lo que le gusta, me alegro”, ha asegurado.