Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Maite Galdeano y Remí, en el 'Deluxe' TELECINCO

Maite Galdeano sorprende a su nuevo novio francés con un satisfyer para hombres

Con motivo del día de los enamorados, la televisiva ha compartido el momento en que ella y su novio francés se han intercambiado los regalos

3 min

Por todos es sabido que la elegida de Dios es una mujer muy ardiente y muy fogosa. Algo por lo que no es de extrañar que su hijo, Cristian Suescún haya apostado por dedicarse al mundo del cine para adultos.

Y es que Maite Galdeano regalar a su chico un juguete de lo más picantón. Aprovechando que este fin de semana se ha celebrado San Valentín, la televisiva le ha regalado a su nuevo novio un satisfyer masculino.

Un intercambio de regalos

A través de un vídeo de Instagram, la navarra ha querido compartir con sus seguidores cómo ha sido ese momento. Por su parte, Remí se ha dejado la pasta en unos pendientes de la joyería Suárez que han gustado y mucho a su novia. "¡Qué bonito, cuantos lazos, cuantas cajitas. ¡Qué bonito mi amor!", exclamaba emocionadísima la madre de Sofía Suescún, a la vez que atendía a las explicaciones del científico francés.

Sin embargo, la temperatura ha subido considerablemente cuando Maite le ha hecho entrega de su presente al galo. El científico, atónito ante el presente, ha expresado su sorpresa al asegurar con un acento de lo más guiri: "Es muy pequeño, no cabe aquí". "Sí que caben. Aquí caben de todos los tamaños: grandes, enormes, salchicheros y morcilleros", le ha respondido la Galdeano, mientras le sugería: ¿Quieres probarlo ahora, mi amor?".

A Remí no le convence

Aunque, Remí, muy prudente, ha respondido que antes preferiría probar el artilugio con una zanahoria o con un calabacín. Un intento fallido, dado que la cantante de La papela se ha opuesto rotundamente. "Con una zanahoria no lo vamos a probar a ver si se va a fastidiar. No es para frutas, es para tu carne", le ha espetado vehementemente.  

No cabe duda de que la pamplonica bebe los vientos por su nuevo novio. Prueba de ello es que la pareja no ha tardado nada en terminar comiéndose a besos ante la cámara.