Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El tertuliano de 'Sálvame', Kiko Matamoros, a las puertas de su casa / EP

Kiko Matamoros, insultado por tres jóvenes mientras comía en un restaurante

El tertuliano de 'Sálvame' ha contado a las puertas de su casa que se trata de una acción premeditada y pensada por el padre de Javier Tudela

3 min

Kiko Matamoros no ha empezado el año con muy buen pie, al parecer. A su salida de Sálvame, el tertuliano respondió a las preguntas de la prensa en la puerta de su casa, donde contó cómo estaba su hijo al conocerse la noticia de que su novia, Carla Barber, tendrá que ser intervenida debido a una caída que sufrió esquiando junto a Diego Matamoros.

"Diego está fastidiado, pero bueno, supongo que no va a enviar un mensaje negativo", dijo el padre, que aprovechó la ocasión para cargar contra la última polémica que arrastra: la filtración de un vídeo en el que se ven a tres jóvenes insultándole e increpándole en un restaurante.

Dispuesto a tomar acciones legales

Kiko Matamoros se mostró visiblemente molesto por la publicación de un vídeo en el restaurante de Javier Tudela en el que aparecen tres personas insultándole: "Eran tres los que han aparecido en imágenes y dos ya están identificados. Uno es hermano de Javier Tudela, y parece que los ha mandado el padre", desveló Kiko para sorpresa de los medios.

"Ellos sabrán, que vayan al juzgado y que digan quién ha sido y por qué. Yo no voy a entrar en más historias", añadió el colaborador, que está decidido a tomar acciones legales contra las personas que han vertido insultos y difamaciones sobre su persona.

Carga contra el padre de Javier Tudela

Del mismo modo, Kiko sentenció: "Tengo que denunciarlo, son injurias públicas y además perfectamente preparadas y creo que incluso son menores, es una barbaridad. Que un padre mande hacer eso, si es que ha sido así, es una barbaridad como la copa de un pino".

Para zanjar el asunto, y añadir algo más de leña al fuego, el tertuliano de Sálvame cargó contra el padre de Javier Tudela por este ataque premeditado: "Es una forma extraña de querer a un hijo". Unas palabras que extraña que fueran pronunciadas a las puertas de su domicilio y no en el plató de Telecinco.