Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rafael Amargo, en la presentación de 'La danza de Dionisio', en Barcelona /EP

El juez cree que Rafael Amargo entregaba estupefacientes a sus clientes a través de Uber

El titular concluye que existen indicios suficientes para acusar al bailaor y a los otros tres imputados de haber cometido un delito contra la salud pública

4 min

A pocas horas de que se cumpla un año de que saliera a la luz la sonada detención de Rafael Amargo, el titular del Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid, Juan Ramón Reig Purón, ha concluido que existen indicios suficientes para acusar al artista y a los otros tres investigados, entre los que también se encuentra su mujer, como supuestos autores de un delito contra la salud pública y otro de pertenencia a un grupo criminal. Cabe recordar que el de Lorca (Granada) fue detenido por la Guardia Civil y Policía Nacional en la madrugada del 1 de diciembre de 2020 en el marco de la operación Codax.

De hecho, según recoge El País, en el auto dictado por el juez, el magistrado apunta a que la vivienda del coreógrafo y su pareja era el lugar habitual donde se llevaban a cabo las operaciones de compra venta de estupefaciente. Además, acusa al propio Amargo de ser el cabecilla de la organización. No obstante, cree también que, en varias ocasiones, se hacía entrega de la mercancia a clientes a través de Uber eincluso en traslados a pie a través de 'mulas'. 

Organización criminal 

Además, Reig Purón señala en el auto de ocho páginas que entre los cuatro miembros había un reparto de funciones muy bien definidas. Al parecer, mientras uno se encargaba de poner el capital y de la financiación, otro se encargaba de los procesos de distribución, así como de implicar a terceros con la misión de tejer una red clientelar de mayor alcance. 

Si bien, Eduardo de los Santos, uno de los cuatro procesados, desmiente la información aportada por el juez y asegura que todo esto es “una barbaridad”. En declaraciones al rotativo, de los Santos confiesa que en la instrucción no hay ninguna prueba que le involucre en la compra y financiación de narcóticos. De hecho, revela que tampoco tendría capacidad económica para haberlo hecho, ya que desde hace meses que tiene deudas y debe mensualidades de su hipoteca.

Sin fecha para el juicio

Con todo, Amargo fue puesto en libertad provisional con cargos --retirada del pasaporte-- el pasado 3 de diciembre de 2020, después de pasar 48 horas en el calabozo de la comisaría Centro de Madrid, acusado de presunta pertenencia a banda criminal y tráfico de drogas. En el dispositivo también fueron detenidos Luciana Bongianino, actual pareja de la artista, Eduardo de los Santos, productor de Yerma y amigo de Amargo, así como otro asistente y amigo del artista, que responde al nombre de Miguel Ángel. 

En un registro a su vivienda, los agentes policiales encontraron cerca de dos kilos de cocaína, varios gramos de ketamina, metanfetamina, varios frascos de Popper y 6.000 euros en efectivo, según la Policía Nacional. Así las cosas, el magistrado emplaza ahora a la fiscalía y a las acusaciones particulares a que formulen en un plazo de 10 días un escrito de acusación para solicitar la apertura de juicio o bien el sobreseimiento de la causa.