Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La cantante y actriz Jennifer López /EP

Jennifer López confiesa que sufrió un ataque de pánico por dormir tres horas

La artista destaca la importancia de tener un buen descanso y confiesa cuántas horas duerme al día

3 min

Que Jennifer López, a sus 52 años, es una de las artistas multidisciplinares más reconocidas de todo el mundo es innegable. Aunque no todo ha sido un camino de rosas en sus más de tres décadas encima de los escenarios. De hecho, en las últimas horas, la diva del Bronx (Nueva York) ha dejado al descubierto uno de los episodios más complicados de su vida. 

La cantante y actriz ha revelado el percance de salud que sufrió en los años 90 por falta de sueño. Por aquel entonces, tenía 20 años y sus largas jornadas de trabajado, además de seguidas, eran extenuantes.

Dormía entre tres y cinco horas al día 

En una nueva entrevista en su propia página web, la intérprete de Let’s get loud ha dado a conocer a sus seguidores que hoy duerme entre siete y nueve horas al día. Sin embargo, hubo una época de su vida en la que apenas descansaba más de cinco horas.

"Hubo una época de mi vida en la que solía dormir de tres a cinco horas por noche. Estaba todo el día en el set y toda la noche en el estudio, y los fines de semana hacía giras y grababa videos. Tenía 20 años y me creía invencible", ha explicado, a su vez que ha expuesto el alcance de las consecuencias del ataque de pánico que sufrió.

Un ataque de pánico paralizante

Y es que Jennifer, estaba sentada en una caravana, cuando sintió que algo la paralizaba por dentro y le impidía moverse. “Pasé de sentirme totalmente normal a pensar en lo que tenía que hacer ese día y, de repente, sentí que no podía moverme", ha relatado.

Tras este episodio, ha confesado que decidió acudir al médico y ponerse en manos de especialistas: "No podía ver con claridad, y entonces los síntomas físicos que tenía empezaron a asustarme y el miedo se agravó. Ahora sé que se trataba de un clásico ataque de pánico provocado por el agotamiento”. Hoy, duerme un mínimo de entre siete y nueve horas al día.