Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler /EP

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, de vacaciones en Ibiza

Tras regresar de la isla blanca, la pareja ha reaparecido tan unida como siempre a las puertas del Teatro Real de Madrid

3 min

¿Quién dijo crisis? Después de muchos días acaparando algunos de los titulares de la prensa del corazón por su supuesto distanciamiento, Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa han reaparecido en público.

Tal y como muestra en exclusiva la revista Hola, la pareja ha viajado este fin de semana a la isla de Ibiza para disfrutar de unas vacaciones en Cala Jondal. La reina de corazones y el novelista han puesto rumbo a la isla blanca para reunirse con los amigos y familiares de Gisela Rich, la multimillonaria que fue anfitriona de la protagonista del papel couché durante varios veranos.

Escapada a Ibiza

Todas las alarmas se disparaban la semana pasada. La revista Semana y el programa Viva la vida aseguraban que el literato ya no vivía en Villa Meona, la mansión ubicada en la exclusiva urbanización, de Puerta del Hierro, a las afueras de Madrid. Mario había sido visto entrando y saliendo de su piso en el centro de la ciudad e incluso se afirmaba que era allí donde pasaba las noches.

Unas informaciones que rápidamente él mismo desmentía. El escritor peruano respondía a los medios durante sus paseos matutinos y daba a conocer las razones de su traslado temporal a su apartamento en el centro. Vargas Llosa desvelaba que estos días estaba recibiendo la visita de su familia. En concreeto, la de sus hijos y nietos.

Tarde en el teatro 

Este martes la pareja ha sido fotografiada de nuevo a las puertas del Teatro Real de Madrid. Allí ambos han disfrutado de la ópera 'Nabucco' de Giuseppe Verdi. Felices y tan unidos como el primer día, Mario e Isabel han dejado claro que estos rumores de separación han sido infundados.

De hecho, ha sido la propia reina de corazones quien ha revelado que el escritor acude con frecuencia a su antiguo domicilio de soltero, donde dispone de su biblioteca personal a la que recurre para diferentes proyectos literarios. Así las cosas, todo parece indicar que la próxima vez que los tortolitos posarán de nuevo ante la prensa será en la boda de Álvaro Castillejo, sobrino de Isabel, un enlace donde la socialité ejercerá de madrina.