Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Isabel Pantoja / EP

Isabel Pantoja, hundida: "Me siento huérfana absoluta"

La tonadillera se explaya por teléfono con un desconocido durante casi ocho minutos y confirma que se va a ir de gira por América "para despejar la mente"

3 min

286 días. Este es el tiempo que ha transcurrido desde la última vez en que Isabel Pantoja habló largo y tendido con la prensa. Si bien en las últimas horas, la tonadillera más famosa de este país ha roto su silencio al descolgar el teléfono a un testimonio desconocido de Barcelona.

Una llamada de siete minutos y 47 segundos que se produjo el miércoles 9 de febrero a las 13 horas y a la que ha tenido acceso Sálvame. En la conversación, la cantante se ha explayado a fondo y reconoce que está atravesando uno de los peores momentos de su vida. 

Isabel descuelga el teléfono

Las palabras de la que en su día fuera apodada como la viuda de España llegan tras el óbito de su madre y en plena crisis familiar. En concreto, se producen una semana después de que Kiko Rivera haya vuelto a las andadas con los ataques hacia su familia y pocos días después de que se haya dado a conocer que Anabel Pantoja se ha separado de Omar Sánchez, alias El negro. 

A pesar de todo, Isabel Pantoja deja claro cómo se encuentra, cuál es su estado y cuales son sus planes de futuro. En primer lugar, la tonadillera ha declarado que no está encerrada, tal y como muchos afirman. Una información que ha podido corroborar María Patiño al asegurar que mientras ayer presentaba el Lemon Tea, recibió una instantánea en la que se veía a la cantante acceder al interior de su finca.

Isabel, hundida pero con la esperanza puesta en el futuro 

Por si fuera poco, señala que no está sola, ya que además de estar acompañada por su hermano Agustín, “eso siempre”, la madre de Kiko Rivera e Isa Pi cuenta con la compañía y "la ayuda de profesionales”. De este modo, Isabel admite que se encuentra bajo tratamiento psicológico y confiesa sentirse "huérfana absoluta": "No lo estoy pasando nada bien", añade. 

Con todo, Isabel mira al futuro con optimismo. A sus 65 años, la cantante de tonadillas confirma que se encuentra preparando una gira de conciertos por América. Una vuelta a los escenarios, que según aclara, le servirá "para despejar la mente". ¿Cómo te quedas?