Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La reina Isabel II / EFE

Isabel II desea que Camilla Parker Bowles sea "reina consorte"

La soberna del Reino Unido hace historia y se convierte en la primera monarca en celebrar 70 años en el trono

5 min

La reina Isabel II ya ha hecho historia. Se ha convertido en la primera mujer en alcanzar los 70 años en el trono británico, una efeméride que celebra con varias fiestas de este año Jubileo, entre las que se incluyen el concurso de preparar el mejor pudin para ella.

La soberana, que espera a las celebraciones nacionales del 2 al 5 de junio para compareceré, se ha dirigido al pueblo para festejar este día y ha dejado a todos estupefactos con una carta en el que expresa su deseo de que la esposa del príncipe Carlos, Camilla Parker Bowles, "sea conocida como Reina consorte". La sorpresa ha sido mayúscula.

Rumores

Desde la separación de Carlos de Inglaterra con Lady Di y debido a que la duquesa de Cornualles es una mujer divorciada siempre se ha especulado que nunca podría tener ese reconocimiento, como mucho el de princesa consorte. No es así.

En su personal carta a la nación con motivo de su Jubileo de Platino, que firma como "Su Servidora", Isabel II abre la puerta a su sucesión, algo de lo que poco se trata y que ha dado pie a muchas especulaciones. Entre ellas, son muchos los que creían que el divorcio del príncipe Carlos podría provocar que la monarca designara sucesor a su nieto, el príncipe William.

Decisión tomada

En la misiva, la reina aclara todo. Tras agradecer a la gente de "todas las nacionalidades, credos y edades" del Reino Unido y el resto del mundo "la lealtad y el afecto" que le han mostrado durante su reinado, pide que extiendan ese respaldo a Carlos, de 73 años, y Camilla, de 74.

"Cuando, en la plenitud de los tiempos, mi hijo Carlos se convierta en rey, sé que le darán a él y a su esposa Camilla el mismo apoyo que me han dado a mí; y es mi sincero deseo que, llegado ese momento, Camilla sea conocida como Reina Consorte, mientras continúa con su propio servicio leal", escribe Isabel II.

Recuerdos y apoyos

La reina también agradece al "firme apoyo" que ha recibido de su familia y en especial de su fallecido esposo, el príncipe Felipe, del que dice que fue un compañero "dispuesto a desempeñar el papel de consorte y hacer de forma desinteresada los sacrificios que lo acompañan". "Es un papel que vi desempeñar a mi propia madre durante el reinado de mi padre", señala.

La monarca cuenta que el aniversario de su acceso al trono el 6 de febrero de 1952 le recuerda tanto el inicio de su reinado como la muerte ese mismo día de su padre, Jorge VI, en la residencia familiar de Sandringham, donde la soberana pasa esta jornada. "Al conmemorar este aniversario, me complace renovarles la promesa que hice en 1947, de que mi vida siempre estará dedicada a su servicio", manifiesta.

Balance y previsiones

Sobre el balance de su reinado destaca que "estas últimas siete décadas han visto un progreso extraordinario a nivel social, tecnológico y cultural que nos ha beneficiado a todos”. Ahora confía que el futuro ofrezca “oportunidades similares y especialmente para las generaciones más jóvenes en el Reino Unido y en toda la Commonwealth".

El hito histórico que supone estar 70 años en el trono no la hacen pensar en abdicar, todo lo contrario. "Mientras espero continuar sirviéndoles con todo mi corazón, espero que este Jubileo reunirá a familias y amigos, vecinos y comunidades --después de momentos difíciles para tantos de nosotros--, para disfrutar de las celebraciones y reflexionar sobre los desarrollos positivos en nuestra vida cotidiana que tan felizmente han coincidido con mi reinado", concluye.