Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El periodista Iñaki Gabilondo / EP

Iñaki Gabilondo: "He pasado junto a este micrófono más tiempo que con mi mujer"

El periodista reflexiona sobre la actualidad ecónómica y política y subraya el determinante papel de la radio en su vida

3 min

Iñaki Gabilondo es todo un referente del periodismo español. Se retiró de la radio hace años, pero a medias. Hasta 2021 siguió como colaborador y es que es un amante del medio y de su profesión.

El periodista se ha vuelto a sentar frente a un micrófono este viernes y ha recordado todo lo que significa para él, esta herramienta hecha para la comunicación. "Me resuta muy grato y muy familiar el micrófono amarillo", asegura.

Surfear la realidad

Ese color son los de la Cadena SER a la que ha vuelto para hablar del evento organizado por el Cercle d'Economia de Mallorca. Por eso decía que este regreso era "en actitud defensiva y no de ataque", pero no le resultaba "incómodo" para nada.

Gabilondo subraya que siempre ha sido "muy oyente" incluso cuando "hacía horas y horas de radio" de la que se siente "sujeto agente y paciente". Con ella ha ido "cambiando" como la sociedad. "Si no surfeas la ola de la realidad y te colocas fuera de ella, como quien observa la vida desde el Olimpo no haces bien tu trabajo".

Sueños y amistad

"Yo he sido muy feliz en la radio, porque desde niño quería vivir en la radio", para él, cada vez que se encendía la señal luminosa para emitir en directo "sentía que entraba en Disneylandia".

Iñaki afirma que ponerse frente al micrófono, y más el de la SER, es "estar dando la mano a un viejo amigo". Y es que recuerda que ha "pasado más horas pegado a un micrófono como este que igual con mis hijos y mi mujer".

Actualidad

El presentador no se pone nostálgico con los cambios en el medio. "La radio de hoy me encanta porque es la de hoy", subraya y eso es lo que más le gusta, la actualidad. Y, como la profesión le puede, no ha escapado a las preguntas sobre cómo ve la situación en el país.

"La inestabilidad está institucionalizada, algo que no pasaba en absoluto en etapas anteriores", observa y un claro indicador fue la crisis de 2008. El presentador ve que la política se aprovecha del desconcierto que genera una globalización poco claro y espera que sus responsables admiten esa incerteza. "Sumando ignorancias entre todos, podremos ir aproximándonos a las respuestas más certeras", concluye.