Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Felipe Juan Froilán de Marichalan / EP

Froilán, expulsado de una discoteca por rociar a la gente con dióxido de carbono

Los porteros del local madrileño invitaron al hijo de la infanta Elena a abandonarlo al gastar una broma pesada tras "ir muy contento"

2 min

Froilán la ha vuelto a liar. El hijo de la infanta Elena llevaba un tiempo desaparecido del foco mediático pero un altercado en una conocida discoteca de Madrid lo ha vuelto a poner en el ojo del huracán. Al parecer, fue expulsado del local tras rociar a la gente con dióxido de carbono.

La noche del pasado miércoles se le fue de las manos al nieto del rey emérito. Según cuentan los testigos que se encontraban en la discoteca Panda, el joven iba "muy, muy contento", por lo que no se le ocurrió otra cosa que gastar una broma a los allí presentes.

Invitado a irse

En primer lugar, el hijo de la infanta Elena se puso a bailar como si no hubiera un mañana encima de la tarima con sus amigos. Fue precisamente allí donde Felipe Juan Froilán de Marichalan cogió un cañón y se puso a disparar gas a todo el que se interponía en su camino.

"Lo hizo funcionar contra todos los que estábamos allí", aseguró un testigo del momento. Muchos de los allí presentes se quejaron de la actitud del joven, que fue amablemente invitado a abandonar el lugar. Según aseguran personas que estuvieron en la fiesta, también se encontraban personalidades de La isla de las tentaciones.

La noche madrileña

No obstante, Froilán no terminó allí la fiesta, sino que después acudió a otro local de la capital madrileña para continuar con su desfase. Sin embargo, allí no fue captado por más testigos ni protagonizó ningún altercado, que se conozca. 

Inconfundible, siempre con su gorra puesta incluso de noche, Felipe Juan Froilán de Marichalan es conocido por ser amante de la fiesta. Lo que esta vez se le ha ido de las manos e incluso ha sido expulsado por su actitud peligrosa y alocada.