Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fayna Bethencourt y Carlos Navarro 'El Yoyas' / EP

La exmujer de 'el Yoyas' habla sobre su relación tóxica: "Tu crees que es amor, pero no es amor"

Carlos y Fayna se conocieron en la segunda edición de 'Gran Hermano', y su historia ha acabado con él en prisión por los malos tratos que practicaba

3 min

El pasado mes de diciembre, Carlos Navarro, más conocido como el Yoyas, fue condenado a prisión como autor de siete delitos. Seis de ellos fueron consumados con su mujer, Fayna Bethencourt, y con sus dos hijos, mientras el otro lo cometió contra la nueva pareja de Fayna.

El Yoyas y Fayna se conocieron en la segunda edición de Gran Hermano, y emprendieron una vida juntos que no ha acabado para nada bien. Una historia que la exconcursante quiso compartir en el plató de Sálvame para concienciar y ayudar a otras mujeres maltratadas.

Los maltratadores "no cambian"

Fayna describe su relación con el Yoyas como un infierno. En este sentido, la exconcursante aseguró que confundió el amor con el comportamiento tóxico del padre de sus hijos, y ha querido dejar claro a las mujeres que la estuvieran escuchando que las personas que maltratan a las mujeres "no cambian".

"Tu crees que es amor, pero no es amor. Esa persona no te está transmitiendo amor real, el amor es darte todo lo positivo, quererte, apoyarte en todo, no prohibirte ni hacerte sentir mal, hacerte daño...", contó una emocionada Fayna, que confiesa que tardó un tiempo en darse cuenta de la toxicidad de el Yoyas.

"Quiero contar mi historia"

El detonante de la exconcursante, el día que cambió todo, fue cuando Carlos la agredió delante de sus hijos: "Ese día fue brutal, muy agresivo en gestos, palabras y golpes. Se rompe algo dentro de mí y me estoy dando cuenta de que estoy idealizando a una persona que no se merece mi amor. Mis hijos lo presencian, y la reacción de esta persona es 'perdona, lo has provocado tú'".

Una relación tóxica en la que hubo amagos de establecer una denuncia en varias ocasiones: "Retiré la denuncia porque no quería hacerle daño y al final tuve que volver a denunciarlo". Por ello, el mensaje que quiso dar a las mujeres es que de estas situaciones "se puede salir". "Quiero contar mi historia y lanzar un mensaje para que lo que yo pasé no lo pasen otras​", concluyó Fayna antes de celebrar que, a día de hoy, ha salido ya de ese agujero y vive una maravillosa relación con una persona que la respeta y valora por encima de todo.