Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La actriz española Mónica Estarreado / EP

Varios famosos implicados en una fiesta ilegal en el chalé de la actriz Mónica Estarreado

Algunos rostros conocidos de la televisión participaron en un evento que reunió a un centenar de personas, ya identificadas por las autoridades

3 min

La Guardia Civil y la Policía Local de Villanueva de la Cañada (Madrid) acudieron este fin de semana a un chalé en el que se celebraba una fiesta ilegal. Un evento que, según los vecinos de la zona, duró unas 14 horas y reunió a casi un centenar de personas. Pero para sorpresa de las autoridades, varios de ellos eran rostros conocidos de la televisión.

La actriz Mónica Estarreado --que se ha desmarcado por completo de esta polémica-- es la propietaria del inmueble, y acudió de inmediato a la vivienda para ver qué ocurría con los inquilinos que le habían alquilado el inmueble. Sin embargo, para su propia sorpresa, los organizadores del fiestón le impidieron el paso, encerrados en el interior.

Todos fueron identificados

A lo largo de la tarde del pasado sábado 17 de abril, casi un centenar de personas acudieron a una fiesta ilegal que terminó 14 horas después, el domingo 18 por la mañana. La reunión tuvo lugar en un chalé alquilado a la actriz Mónica Estarreado, en la urbanización La Raya del Palancar de Villanueva de la Cañada, y fueron denunciadas 40 personas junto a otras 78 identificadas.

Entre los participantes se encontraban varios personajes asiduos a ciertos programas de televisión, aunque no ha trascendido su identidad. Los residentes de la zona fueron quienes alertaron a la policía, y los delató el colapso que provocó la acumulación de VTC encargados por los asistentes que llegaban o abandonaban el evento.

Mónica Estarreado se desmarca

Por su parte, Mónica Estarreado admitió a las autoridades haber alquilado la casa, aunque aseguró desconocer que sus intenciones eran celebrar una fiesta ilegal. De hecho, denunció haber llegado a su chalé al conocer las circunstancias, pero que los inquilinos le impidieron acceder al interior.

Los agentes desplazados se organizaron por turnos para ir denunciando a todo el que salía del inmueble, acusados de incumplir las medidas de seguridad decretadas por la pandemia del coronavirus. Una práctica que empieza a ser demasiado habitual en toda España, aunque varios de estos episodios han trascendido en la Comunidad de Madrid.