Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Rosalia que confirmaría que está enamorada /INSTAGRAM

Rosalía está saliendo con un reggaetonero

La catalana podría estar manteniendo una relación con el cantante Rauw Alejandro

3 min

¡Paren rotativas! La cantante de Malamente podría estar sintiendo mariposas en el estómago, tra, tra. El motivo de semejante afirmación no es otro que la última publicación que ha compartido en su cuenta de Instagram. En ella aparece sujetando un ramo de rosas.

Así pues, Rosalía podría haber encontrado el amor después de tanto cantarle. Además se trataría de alguien con quien tiene mucho en común.

¿Quién es Rauw Alejandro?

Fuentes cercanas a la de Sant Esteve Ses Rovires aseguran que la joven podría haber iniciado un noviazgo con el reggaetonero, Rauw Alejandro. Se trata de un puertorriqueño de 27 años que saltó a la fama con su primer sencillo Fantasias. Todo un hit con el que logró hacerse un hueco en el mundo de la música latina hace tan solo un año y que le ha catapultado a la fama.

Sin embargo, su momento estelar llegaba este verano cuando lanzaba “Tatto”. Un sencillo que acumula más de 175 millones de reproducciones. Sin duda, dos grandes éxitos que han estado presentes en la playlist oficial del reality de moda, La isla de las tentaciones.

Mantienen una relación

Pese a que todavía no hay confirmación oficial por ninguna de las dos partes, Rauw Alejandro sería la persona que le ha enviado las rosas a Rosalía. “Gracias x las flores bb” reza la instantánea que ha colgado la cantante y que,además, va acompañada de un corazón atravesado por una flecha.

Y es que no cabe duda que Cúpido ha hecho de las suyas. Él mismo boricua se daba por aludido y respondía a su novia. Incluso India Martínez confirmaría que "la Rosi" hace cara de estar enamorada “Qué carilla...” le escribía la andaluza.

A lo largo de los últimos meses, han sido numerosas las pistas que los tórtolitos han ido dejando y por las que se puede afirmar que hacen vida en común. Coincidencias en la ropa, la vajilla y los enseres personales confirman todas nuestras hipótesis.