Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La actriz y cómica Anabel Alonso / EP

El duro testimonio de Anabel Alonso: "No soy hija única, soy la única que queda"

La actriz cómica ha abierto su corazón en 'Sálvame Deluxe', donde ha revelado los momentos más duros de su vida personal

5 min

La actriz y cómica Anabel Alonso ha confesado en pleno directo un secreto que ha ocultado durante años: "No soy hija única, soy la única que queda". La humorista ha abierto su corazón en su última entrevista en televisión y ha revelado que tuvo dos hermanos mayores, pero que ambos fallecieron.

"En esa época decían que era casualidad, pero tenía que ser algo de genética. A mi me analizaron la sangre cada tres meses hasta los 16 años", ha desvelado Anabel después de informar que su hermano murió por un linfoma dos años antes de que ella naciera y su hermana falleció a los 10 años víctima de la leucemia.

El pasado de Anabel Alonso

Mucha gente conoce a Anabel Alonso, pero pocos saben de su vida. Como una maldición, todo el mundo relaciona a un humorista con una vida maravillosa. Pero el pasado de Anabel es oscuro como pocos, y lo ha revelado a su paso por Sálvame Deluxe. Eso sí, del mismo modo, ha admitido que su familia superó la muerte de sus hermanos estupendamente en una época en la que "no había psicólogos, pastillas, ayuda...".

"No tengo el recuerdo de un hogar lúgubre y triste. A mi madre no la he oído cantar en la vida, pero los niños notan esto... y yo no he notado nada", admite la actriz. Del mismo modo, la cómica confiesa que ha empezado a reconocerlo ya "de mayorcita", porque en su casa "no se hablaba del tema" y, de hecho, "en mi casa nunca he visto una foto de mis hermanos. Encontré una con mi hermana, y mi madre me dijo: 'Llévatela'".

Heidi la ha puesto "en la vida"

Pese a todo, Anabel tiene claro que todo ha salido bien porque sus padres son de una época distinta a la de ahora. Por ejemplo, la actriz cuenta que "cuando me fui a Madrid, no me echaban de menos. Son los padres de esa época. Los llamaba por teléfono y decían: '¡Hija! ¿Cómo estás? A ver si llamas más. ¿Todo bien? Vale, adiós'. O, en los años 90, no me llamaban al móvil porque 'nunca sabemos cuándo estás en casa'".

La humorista Anabel Alonso y su mujer, Heidi Steinhardt / TWITTER
La humorista Anabel Alonso y su mujer, Heidi Steinhardt / TWITTER

Pero el paso importante lo dio tras conocer a su mujer, Heidi Steinhardt, la responsable de que ya no se considere hija única: "Me ha ayudado a coger el toro por los cuernos. Me ha puesto en la vida". Una relación que ya va camino a los nueve años y por la que nunca ha tenido que dar explicaciones en casa: "Oficialmente no he dicho nada en casa --que es lesbiana--. No nos sentamos, supongo que se lo olían. Pero no me ha hecho falta. Mis padres son de una generación que a veces son más abiertos de lo que pensamos", resume Anabel.

El calvario con su madre

Actualmente, a Anabel solo le queda viva su madre, la cual sufre de demencia senil. Desde que empezó la pandemia del coronavirus, apenas la ha visto tres veces "y la última vez no me reconoció". Una realidad que la actriz resume con la frase: "El Covid no se la ha llevado, pero se la ha llevado".

Al no tener alzhéimer, su memoria "va y viene", pero últimamente ya no reconoce a su hija. A quien sí tiene claro que existe es su nieto, el hijo de Anabel y Heidi, pese a que sólo lo ha visto por teléfono. "Lo tiene claro, lo recuerda y se le ilumina la cara. No se acuerda de mi, pero sí de su nieto", asegura la humorista. Eso sí, pese a no reconocerla, asegura que su madre va diciéndole a los desconocidos: '¡Hola! Soy la madre de Anabel Alonso'". Un momento que disfruta cuando va a visitarla, pero que sufre cada vez que tiene que marcharse de la residencia en la que está interna. Y es que "nunca sabes si será la última vez".