Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El actor británico Daniel Radcliffe / EP

Daniel Radcliffe carga contra las palabras de J. K. Rowling, autora de 'Harry Potter'

El actor británico sale a defender al colectivo transgénero y a las personas no binarias tras los comentarios de la escritoria

5 min

Harry Potter se ha revelado contra su creadora. Es decir, Daniel Radcliffe ha criticado duramente las palabras de la autora de la saga del famoso mago, J. K, Rowling, y que fueron tachadas de tránsfobas. El actor le recuerda: “Las mujeres transgénero son mujeres”.

Estos comentarios llegan después de que la escritora incendiara las redes sociales con un comentario acerca de un artículo que hablaba de “personas que menstrúan”, sin hacer referencia a ninguna categorización binaria --hombre y mujer--. “Estoy segura de que solía haber una palabra para esas personas. Que alguien me ayude. ¿Wumben? ¿Wimpund? ¿Woomud?”, afirmaba haciendo un juego lingüístico con la palabra mujer, en ingles woman.

Polémica

Dicho mensaje le valió comentarios e insultos de todo tipo, desde “feminazi” a “tránsfoba”, pasando por “perra” o “bruja”. La polémica ha ido a más y la autora se ha tratado de defender asegurando que ha leído muchos “libros, blogs y artículos científicos sobre personas trans, de médicos y especialistas de género. Sé exactamente cuál es la distinción”. Y alegando que "si el sexo no existe, no hay atracción entre dos personas del mismo sexo. Si el sexo no existe, la realidad vivida por las mujeres globalmente es borrada. Yo conozco y amo a personas trans, pero borrar el concepto de sexo elimina la capacidad de muchas personas de discutir sus vidas de manera significativa. No es odio decir la verdad". Un comentario que caldeó más la polémica.

Las reacciones vinieron de todos lados, pero también de parte de los fans de Harry Potter, y el actor que interpretó al personaje en la gran pantalla ha decidido intervenir. Lo ha hecho a través de una misiva enviada al colectivo The Trevor Project, con el que colabora hace más de diez años. Pero, sobre todo, dice haberse “sentido interpelado a decir algo en este mometo”.

"Dignidad"

Las mujeres transgénero son mujeres”, así de claro y direcro se muestra Radcliffe. “Cualquier afirmación que diga lo contrario elimina la identidad y la dignidad de las personas transgénero y va en contra de todos los consejos de las asociaciones profesionales de salud”, prosigue.

El británico acompaña sus palabras con estudios:  “Según The Trevor Project, el 78% de los jóvenes transgénero y no binarios informaron haber sido objeto de discriminación debido a su identidad de género”, escribió el actor”. "Está claro que necesitamos hacer más para apoyar a las personas transgénero y no binarias, no invalidar sus identidades y no causar más daño”, sentencia.

"Aliado"

Radcliffe reconoce que no quiere que estas declaraciones sirvan para que nadie piense que se trata de una lucha entre él y Rowling “porque no se trata de eso, no es lo que importa ahora”. Y admite que ella “es incuestionablemente responsable del curso que ha tomado mi vida”.

Más allá de estas palabras sobre la escritora, el actor termina su carta dirigiéndose a la comunidad transgénero y no binaria, de la que “todavía estoy aprendiendo a como ser un mejor aliado”, admite. Y se dirige a ellos y a los que han sido fans de la saga del mago y lamenta “profundamente el dolor que estos comentarios te han causado”, escribió.

Diversidad

“Realmente espero que no pierdas por completo lo que fue valioso en estas historias para ti. Si estos libros te enseñaron que el amor es la fuerza más poderosa del universo, capaz de superar cualquier cosa; si te enseñaron que la fuerza se encuentra en la diversidad, y que las ideas dogmáticas de pureza conducen a la opresión de los grupos vulnerables; si crees que un personaje en particular es trans, no binario o de género fluido, o que son homosexuales o bisexuales; si encontraste algo en estas historias que resonó contigo y te ayudó en cualquier momento de tu vida, entonces eso es entre tú y el libro que lees, y eso es sagrado”, concluye Radcliffe.