Menú Buscar
Cesc Fàbregas con Samanta Villar / CUATRO

Cesc Fàbregas y el divorcio en su círculo cercano que nunca ha superado

El jugador puso tierra de por medio poco tiempo después de la separación y se trasladó a Londres para jugar con el Arsenal

Jordi Nieto
4 min

Junto a su espectacular mujer, Daniella Semaan (45 años), el futbolista Cesc Fàbregas (33 años) forma una de las parejas más consolidadas del panorama deportivo internacional, pero... no todo es de color rosa. De hecho, nunca ha superado una separación en su círculo más cercano. Sin más, califica este hecho como uno de los momentos más complicados.

Separaciones y desamores

Podría parecer que el futbolista de Arenys de Mar (Barcelona) hubiera sufrido en sus propias carnes un dramático desamor, pero no. No se trata de la ruptura con quien fuera su novia, Carla Dona, y que tuvo lugar en 2011 tras conocer a Daniella Semaan.

Tampoco se trata del mediático y multimillonario divorcio de su flamante esposa y su exmarido, el magnate Ellie Taktouk, que ha terminado entre rejas por varios delitos relacionados con esta separación, según publicaba el tabloide británico The Sun este mismo mes de julio.

Fàbregas se abre en canal para Samanta Villar

En  una entrevista en el nuevo programa de Samanta Villar en Cuatro, el jugador se ha desnudado emocionalmente y ha confesado que, con 14 años, vivió uno de los peores momentos de su vida, por  la separación de sus padres: "Lo pasé bastante mal". Hoy, casi 20 años después, "hablar del tema" asegura que es algo que todavía le sienta "muy mal".

Cupido hizo de las suyas

Pero el amor le ha dado una oportunidad al internacional español. "Amor a primera a vista" es lo que sintieron Fàbregas y Semaan en su primer encuentro en un restaurante de Londres, cuando Joseph, el hijo de la modelo y su exmarido, se acercó al entonces futbolista del Arsenal para pedirle un autógrafo. Entonces, Fàbregas, que no pudo sucumbir a los encantos de la que sería una de las WAG más influyentes, todavía mantenía una relación con su novia catalana, mientras que Daniella permanecía esposada junto a Ellie Taktouk.

Tras dos años de romance, en 2012 la pareja se convirtió en noticia y acaparó todos los focos después de que la prensa británica hiciera público su idilio. Una situación que conllevó muchos problemas para la libanesa, quien tiempo más tarde se acabó divorciando del magnate.

Dos hijos y una boda

Seis años después y con dos hijas (Lia y Capri), a las que se suman los anteriores retoños (Maria y Joseph) que la modelo había tenido con el magnate, la pareja selló su amor en una boda de "alto copete" y una celebración en Ibiza, protagonista de varias páginas del papel couché. Meses después, la cigüeña traía un nuevo miembro a la familia, Leo, su tercer hijo en común.

Hoy, la pareja no deja de sorprender con algunas de las instantáneas más románticas y apasionadas de las redes sociales, donde no hay día que no se declaren su amor eterno. Quién sabe si ya estarán pensando en volver a ampliar la familia.